Neuquén padeció a expertos en cheques falsos

La policía detuvo a dos sujetos por varias copias.



NEUQUEN (AN).- Con sofisticados equipos de impresión y mucha habilidad, una banda delictiva se dedicaba a “copiar” cheques de distintos bancos y luego los usaban para efectuar compras en comercios de distintos ramos. Los responsables del ilícito fueron descubiertos tras un seguimiento de un mes y dos de ellos fueron detenidos en un hotel de Neuquén, durante la tarde del viernes.

Hay cuatro o cinco denuncias de damnificados, por montos que van de los 5.000 a los 7.000 pesos, de esta capital, pero estiman que habría varios más.

Se trata de dos hombres de alrededor de 33 años, domiciliados en San Justo, Buenos Aires, que fueron sorprendidos en un hotel de la zona del bajo de la ciudad, con documentación que prueba la novedosa metodología que utilizaban para llevar a cabo los engaños.

A los investigadores le dijeron que son diseñadores gráficos y si se tiene en cuenta que se los acusa de haber impreso formularios de cheques, con los que compraron cubiertas, implementos para instalaciones comerciales y otros artículos, no mintieron.

“Son casi perfectos -los cheques- pero no pasaron los controles del banco y fueron rechazados por apócrifos. A partir de eso se producen las denuncias y se puso en marcha la investigación”, dijo la fuente.

Los sujetos permanecen detenidos en una comisaría de la ciudad y no se reveló sus identidades. Quedaron a disposición del juez Héctor Rimaro, quien hoy tendría que resolver si continúan presos. Uno de ellos tiene pedido de captura de un tribunal de Roca.

Los cheques “truchados” pertenecen a la sucursal local de la Banca del Lavoro y fueron aceptados por lo comerciantes porque pertenecen a firmas conocidas, con buen respaldo. Por otra parte, cuando desde el comercio se consultaba al banco se brindaban buenas referencias del titular.

Los investigadores dijeron que no hay casi antecedentes de duplicación de formularios de cheques, porque los sistemas de seguridad bancarios los detectan con mucha facilidad.

Si bien los casos denunciados dan cuenta de valores de la entidad citada, en el allanamiento de la habitación que ocupaban se secuestraron de otros bancos.

Se movilizaban en un Renault 12 blanco, patente SOG 865, que quedó secuestrado.

Los presuntos delincuentes habían hecho las operaciones hace aproximadamente un mes y ahora regresaron con el presunto interés de reiterar el ardid.

Los pesquisas del departamento de Delitos Económicos de la policía neuquina determinaron que los detenidos hacían un recorrido que incluye esta ciudad, Bariloche, San Luis y Buenos Aires. Se presume que en todos los lugares llevaron a cabo la maniobra, pero que las víctimas aún no se percataron de que fueron engañados.

Inicialmente se les atribuye el haber cometido estafa y falsificación de documento público.

Los sujetos hacían las compras y pedían que fueran enviadas a otras ciudades, siempre de las que integraban su circuito. Posteriormente se encargaban de retirarlas de las empresas de transporte.

En los casos denunciados actuaron con profesionalismo, daban identidades falsas, de la misma manera que eran “truchos” las direcciones y números de teléfono. Los investigadores creen que actuaban como reducidores, con conexiones en diversas ciudades.


Comentarios


Neuquén padeció a expertos en cheques falsos