Neuquén proyecta una cárcel para 600 internos




Está listo el proyecto y podría licitarse el año próximo. Se hará en la zona de Parque Industrial, en dos etapas, a un costo de 36 millones. Ayer se inauguraron nuevos pabellones de la U-11.

NEUQUEN (AN) - El gobierno provincial tiene listos los proyectos y estudios técnicos para construir una cárcel con capacidad para 600 internos, en el marco de la política penitenciaria que piensa desarrollar en el futuro inmediato. No hay plazos, pero no descartan que los primeros tramos de la obra puedan ser incluidos en el presupuesto del año venidero. Otra alternativa es afrontar la obra por el régimen de iniciativa privada.

El anuncio lo efectuó ayer el vicegobernador Jorge Sapag, a cargo del ejecutivo por el viaje de Jorge Sobisch a Francia y Portugal, en ocasión de dejar inaugurados los tres nuevos pabellones que se construyeron en la Unidad 11. De la recorrida por las flamantes instalaciones, dotadas de modernos equipos tecnológicos -controles a través de un circuito cerrado de televisión con monitores en las guardias, detectores de metales y cierre electrónico de las puertas de las celdas, entre otros adelantos- participaron además el ministro Jorge Gorosito, la subsecretaria de Seguridad Ciudadana Alicia Comelli, autoridades del Tribunal Superior de Justicia, de las Cámaras Criminales y de la jefatura policial.

Sapag dijo que la cárcel provincial es un proyecto que se enmarca en la política que vienen desarrollando desde hace tiempo, tendiente a que los internos tengan la condiciones de vida que exigen desde las constituciones nacional y provincial a convenios internacionales suscriptos por nuestro país.

"Está prevista una primera etapa para unos trescientos internos, claro que será la de mayor costo porque comprendería las instalaciones centrales de los servicios y la parte restante serían ampliaciones", comentó el vicegobernador.

Pero le puso cierto freno a las lógicas expectativas que abrió la dimensión del anuncio, al señalar que la obra dependerá en gran medida de los aportes que se reciban para encararla. Aún así, opinó que los primeros pasos concretos en función de la realización de la obra podrían darse a partir del año venidero.

"Ocurre que dependemos de los aportes de la Nación y, como todos saben, nos está demorando las remesas. Empezando por los fondos acordados tras la refinanciación de deudas, siguiendo por el fondo fiduciario o las cuotas de los 13.000.000 de pesos que comprometió enviar a los municipios para saldar sus deudas. Por este último ítem nos deben 3.000.000 de pesos de un envío pendiente", se quejó Sapag.

Los pabellones inaugurados ayer contemplan una capacidad para 78 plazas y a ellos debe sumarse la construcción de tres viviendas prefabricadas intramuros, para internos a punto de cumplir su condena o con regímenes especiales, para otros 30 detenidos.

Paralelamente está proyectada la construcción de canchas de fútbol y de vóley y destinar espacios para desarrollar huertas y tareas recreativas y de talleres.

Comelli y Gorosito informaron que están avanzados los trabajos de construcción de un pabellón en la alcaidía de Cutral Co y que se impulsan también las obras de otro para Zapala.


Comentarios


Neuquén proyecta una cárcel para 600 internos