Neuquén RC sufrió ante

Córdoba Athletic lo venció a domicilio, en la semi del Torneo del Interior B.



#

Matías Subat

El equipo azul no pudo con los cordobeses.

Neuquén RC dejó la vida, pero choco con un rival curtido, de otra categoría, que lo superó con claridad. Córdoba Athletic cortó con la ilusión del quince Azul y lo venció por 39-12 en una de las semifinales del Torneo del Interior B de rugby, camino a la elite.

El partido se disputó en el predio de los neuquinos ante una multitud. Más de 2.500 personas se acercaron hasta San Martín al 8.000, donde el local cerró un año inolvidable, con 18 victorias consecutivas y un claro dominio a nivel local.

Cuando Norberto Ipedjkian se metió en el ingoal, con apenas 2 minutos de partido, el público explotó y palpitó una tarde increíble. Se equivocó, porque rápidamente Córdoba se acomodó en el campo, respondió con la excelsa patada de su wing Fernando Luna e inclinó la balanza a su favor.

Así como el try de Neuquén ilusionó a todos, el de Facundo Barrera –el otro jugador distinto de los cordobeses– fue un baño de realidad. En ese momento, con mucho tiempo por jugar, los pronósticos eran otros y se sabía que el Azul dependía de un milagro para dar vuelta la historia.

Córdoba presionó siempre y dominó con claridad a un rival que no tuvo ideas y que apeló a toda la garra. Esta vez no alcanzó.

El propio Luna, jugador de Jaguares, se metió en el ingoal a los 26 del primer tiempo, puso el 28-7 y fue como un golpe final para el dueño de casa. A partir de ahí y con más de un tiempo por jugar, la historia parecía sellada. Para colmo, la visita siguió en otro nivel, decidido a liquidar el pleito lo antes posible.

Luego de otro penal de Luna en el arranque del complemento, Neuquén salió a jugarse las últimas fichas y arrinconó a su rival. Mostró, tal vez, su mejor cara de la tarde, aunque no pudo achicar la brecha. Casi como un premio al gran año, el cierre fue del local, con un try de Juan Mac Namara que fue muy festejado por la parcialidad local.

El año pasado llegó hasta la final y no pudo con CRAI de Santa Fe. Ahora se quedó con en las semifinales, ante los cordobeses. A Neuquén no se le da el ascenso, pero está claro que es un gran equipo, que sabe de sus limitaciones y vence a rivales que, a priori, son superiores.

Ayer no se le dio porque no Córdoba Athletic es decididamente de otro nivel, acostumbrado a pelear en una unión muy fuerte, con jugadores de selección. (AN)


Comentarios


Neuquén RC sufrió ante