Neuquén reestructura hoy su deuda con los bancos privados 22-4-03



NEUQUEN (AN).- El gobierno firmará hoy al mediodía un acuerdo de reestructuración de su deuda con bancos privados y con el Fondo Fiduciario de Desarrollo Productivo que administra la Nación. Con este convenio que suscribirá en Buenos Aires el ministro de Hacienda, Alfredo Pujante, el monto de los pasivos, que sumaba 515 millones de dólares, se transformará en 820 millones de pesos, informó ayer el subsecretario de Hacienda, Claudio Silvestrini. Para pagar estos créditos, Neuquén comprometerá hasta el 15% de la coparticipación federal de impuestos. Desde ahora hasta 2005, el Estado provincial cancelará intereses y a partir de esa fecha amortizará capital de la deuda. El plazo de devolución de los préstamos es de 16 años y para fijar el nuevo monto de la deuda se estableció una paridad dólar-peso de 1,40, más CER. Como contrapartida, la provincia asumirá el compromiso de mantener un esquema de financiamiento ordenado. La propuesta, dijo Silvestrini, es mantener “un equilibrio fiscal durante 2003 y en el futuro también”. De no llegar a este acuerdo, la deuda provincial adquirida durante la convertibilidad, que sumaban 515 millones de pesos o dólares, se multiplicaba por tres. Según Silvestrini representaban unos1.800 millones de pesos. La deuda original tenía plazos de devolución de ocho años con tasas de interés que oscilaban entre el 12 y el 14% anual. El gobierno piensa que, con el nuevo esquema de pago de deuda, habrá más dinero y piensa volcarlo a la obra pública. “Este es un paso importante para Neuquén”, declaró ayer Silvestrini en declaraciones a la radio provincial LU-5. “Las obligaciones mensuales de amortización de deuda bajarán notablemente y además tenemos otro límite (de pago) que es el 15% de lo que ingresa por coparticipación federal”, agregó el funcionario. Este convenio, sostuvo el titular de la subsecretaría de Hacienda, le da previsibilidad a la proyección de recursos que tendrá la provincia porque, además, “se liberan las garantías que teníamos con la coparticipación federal por los créditos que habíamos tomado con el sistema financiero”. Silvestrini expresó que ahora Neuquén tiene activos de libre disponibilidad porque las regalías no están afectadas como tampoco el 85% de la coparticipación federal. “Por eso es un muy buen acuerdo para Neuquén”, dijo el funcionario. Entre los riesgos hacia el futuro, Silvestrini indicó que hay variables que no se pueden manejar. “Corremos el riesgo de la incertidumbre del futuro por el cambio de presidente y las políticas económicas” que se puedan implementar, señaló el funcionario neuquino. Silvestrini declaró que al ampliarse el horizonte del pago de la deuda el gobierno podrá “reorientar los recursos básicamente hacia la obra pública”. El funcionario destacó que el acuerdo no incidirá demasiado en las finanzas de este año porque la proyección de ingresos y egresos de 2003 ya está definida. Recordó que este acuerdo se tenía que firmar en noviembre de 2001, cuando todavía gobernaba en el país Fernando de la Rúa. Los acontecimientos que derivaron en la caída del ex presidente postergaron todas las decisiones y se frenó el descuento de los pagos de amortización de deudas e intereses. Producto del convulsionado escenario del país tras la caída de un presidente y la desaparición posterior de la convertibilidad, la provincia dejó de pagar los créditos que ahora renegocia. Esto lo dijo Silvestrini ayer en su declaración. En tal sentido, el funcionario dijo que estaba previsto firmarse un acuerdo de renegociación en noviembre de 2001, lo que finalmente no sucedió.” Al postergarse el acuerdo no pagamos amortización de deudas a los bancos del sistema financiero ni al fondo” reveló Silvestrini.


Comentarios


Neuquén reestructura hoy su deuda con los bancos privados 22-4-03