Neuquén suma los chivitos a la dieta de programas alimentarios

Desde mañana es para el plan social "Comer y aprender".



NEUQUEN (AN) – Los cabritos de la provincia comenzarán a integrar regularmente la dieta del programa alimentario “Comer y aprender”, que instrumenta el gobierno neuquino en esta capital.

Se trata de una iniciativa que contempla la compra de 800 animales por mes a los crianceros de la zona y consecuentemente constituye una nueva alternativa de comercialización, que permite dinamizar la actividad productiva.

El primer envío se realizará mañana desde Ramón Castro, cerca de Zapala, con la presencia de la ministro de Acción Social, María Ilse Oscos.

Desde el Ministerio de la Producción, cabe señalar, también se han puesto en marcha acciones que apuntan a garantizar el destino comercial de la producción caprina y, es este caso, atendiendo la situación coyuntural que planteó la sequía y derivó en una clara amenaza de agotamiento de las pasturas y de mortandad de animales.

El programa de compra de chivos preparado por Acción Social tiene previsto un organigrama que garantiza los pasos a cumplir desde el momento en que los animales son enviados desde el lugar de origen, pasando por la faena y su destino final que la utilización en los comedores comunitarios de los barrios de la ciudad.

Los cabritos que se destinarán al plan alimentario son de unos 12 a 14 kilos y, según comentó la ministra en declaraciones a LU 5 Radio Neuquén, se incluirán en la dieta una vez por semana.

La adquisición de los chivos se hará a través de los municipios y las comisiones de fomento, que acordarán con los operadores de Acción Social las cantidades, fechas y modalidades de las entregas.

Se tiene previsto una demanda de alrededor de 200 animales por semana.

La información oficial no dio cuenta respecto de los precios que se le dará a los animales.

El circuito de comercialización diseñado contempla que los animales serán despachados los días lunes desde los centros de producción y deberán ser trasladados a esta ciudad en pie, con el flete a cargo de los municipios.

Deben garantizar que estarán disponibles para ser faenados los martes.

Los miércoles se hará la faena y los jueves se repartirá la carne a los comedores. Los viernes se hará la cocción, completando el circuito.

La comercialización de la producción caprina provincial es uno de los objetivos que se ha fijado el Ministerio de la Producción. El ministro Marcelo Fernández Dotzel y el ingeniero Horacio Pessolani, delinearon las acciones que se vienen desarrollando en ese sentido.

 

Comercialización a Buenos Aires

 

Pessolani destacó el éxito del programa de comercialización de animales caprinos, en este caso con una empresa de Buenos Aires, implementado hace apenas unos meses.

“Se han vendido alrededor de 6.000 animales, por los que los productores cobraron, al contado, 32 pesos”, comentó.

Valoró las ventajas de estas operaciones y las posibilidades para el futuro desarrollo de la ganadería provincial.

Experiencias como estas se intentaron poner en marcha varias veces en Río Negro para ayudar a los productores frutícolas, aunque siempre tropezaron con dificultades organizativas. Ni manzanas ni peras llegan a los comedores escolares ni comunitarios, cuando hubo temporadas en que mucha fruta no tenía destino asegurado.


Comentarios


Neuquén suma los chivitos a la dieta de programas alimentarios