Excarcelaron al represor Raúl Guglielminetti pero seguirá preso

El ex civil de inteligencia fue condenado por torturas en múltiples centros clandestinos de detención. En Neuquén golpeó con las palmas abiertas sobre las orejas a Orlando “Nano” Balbo en la sede de la Policía Federal y lo dejó sordo. De todas formas permanecerá en la cárcel porque debe cumplir con otras condenas.

08 ago 2018 - 12:42

El Tribunal Oral Federal de Neuquén le otorgó la excarcelación a Raúl Guglielminetti, uno de los protagonistas de la persecución política y torturas en 1976 y1977.

El civil de inteligencia -que llegó a ser jefe zonal de la ex Side en áreas bonaerenses- no saldrá de prisión porque tiene otras condenas por secuestros y torturas en Buenos Aires y en la región. Actualmente se lleva a cabo un juicio que lo tiene como protagonista en Ciudad de Buenos Aires; y en Neuquén debe responder, entre otros, por las desapariciones forzadas de las universitarias secuestradas en la Unco.

El juicio por estas desapariciones en junio de 1976, aún no tiene fecha de debate.

Te puede interesar La inspección de sobrevivientes de la regióin en el centro clandestino en Bahia Blanca

La excarcelación fue concedida por el Tribunal Oral Federal, con el voto del juez Alejandro Silva, seguido por el vocal Guido Otranto y Marcos Aguerrido.

Es el tribunal que en 2016 que le condenó a 8 años de prisión por los secuestros de militantes del PJ de Río Negro y de Alicia Figueira de Murphy la madrugada en la que secuestraron a Alicia Pifarré, que sigue desaparecida.

La sentencia del IV Juicio “La Escuelita” aún no está en firme porque la Cámara Nacional de Casación revocó al menos 9 absoluciones de ese fallo.

Sin embargo, no se incluyó a Guglielminetti entre los condenados a los que ordenó imponer una pena más grave.

Te puede interesar Niegan la domiciliaria a Guglielminetti

Los jueces interpretaron que su condena está cumplida porque Guglielminetti está detenido desde 2.008; cuando fue encarcelado por el entonces juez de instrucción Guillermo Labate, en momentos en los que se escondía en la zona de El Tigre para evitar los juicios.

La fiscalía rechazó la excarcelación debido a que no se acumularon las otras condenas que tiene Guglielminetti.

Sólo en Neuquén, recibió 15 años de prisión en 2.012 por las torturas padecidas por Orlando “Nano” Balbo, Pedro Justo Rodríguez y Edgardo Kristensen. Balbo sufrió la pérdida de audición, producto de las torturas que realizó Guglielminetti en la sede de la Policía Federal. Le propinó golpes con las palmas abiertas sobre sus orejas.

Te puede interesar: “No se podía tapar el grito animal del torturado”

La cámara nacional de Casación ya había adelantado que no se le pueden sumar las condenas hasta que sean confirmadas por la Corte; razón por la cual se ordenó “hacer efectiva la libertad desde su lugar de detención, siempre que no medie orden restrictiva de juez competente”.

Excarcelaron al represor Raúl Guglielminetti pero seguirá preso

En los centros clandestinos en los que fue parte, se hizo llamar “mayor Guastavino”, pese a que no era ni civil ni policía.

Con el regreso de la democracia, las Madres de Plaza de Mayo lo reconocieron por televisión, cuando formaba parte de la guardia presidencial de Raúl Alfonsín.

Cuando estuvo en la región (1974 -1977), integró la triple A, protagonizó atentados entre otros contra Libracos y la agencia Neuquén del diario Río Negro; se infiltró en las huelgas de El Chocón para marcar víctimas, se empleó como periodista deportivo en LU5 y fue parte de la guardia personal del interventor Remus Tetu en la Universidad Nacional del Comahue.

Era parte del grupo de inteligencia que torturaba en el centro clandestino “La Escuelita” que funcionó en los fondos del batallón, con una ubicación señalada actualmente en Lanin y Chaco, detrás del hipermercado.

Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.