Un barrio de Neuquén sitiado y enojado por el paso del Metrobús

Los vecinos de Gregorio Álvarez reclaman que el municipio reconstruya la rotonda y los bulevares que fueron destruidos para la obra de los carriles para colectivos.

04 dic 2018 - 00:00

La obra del Metrobús marcó un antes y un después en el barrio Gregorio Álvarez, los carriles exclusivos hicieron desaparecer varios espacios verdes sobre la avenida del Trabajador, y ahora es un ferviente reclamo de la vecinal. El presidente del barrio, Claudio Marchetti, apuntó contra funcionarios municipales que se comprometieron a recuperar las obras que el barrio había realizado con el presupuesto participativo, en un plazo de 90 días que venció la semana pasada.

“El 17 de agosto Fernando Paladino, subsecretario de Transporte y Tránsito, y Mariel Bruno, subsecretaria de Obras Públicas, se sentaron acá conmigo y firmaron el acta. Se comprometieron a reubicar las letras del barrio y colocar un tótem en la entrada, pero nunca vivieron. La semana pasada lo llamé a Palladino y me dijo que lo hacían más adelante, pero no. Nosotros lo habíamos pactado para el aniversario del barrio”, reclamó Marchetti.

El miércoles 28 de noviembre Gregorio Álvarez cumplió 32 años y los festejos se realizaron el domingo desde la mañana. El vecinalista reclamó que no se cumplió con lo pactado y que lo único que cumplió el municipio fue liberar la circulación de las calles que se encontraban tapadas con montañas de escombros.

Las quejas de la vecinal se deben a que las obras del Metrobús removieron el parquizado que había en el acceso al barrio del oeste de la ciudad. Había plazoletas con césped en el bulevar de la avenida del Trabajador y en la rotonda que se ubica en el cruce con Collón Curá, se ubicaba un enorme cartel con el nombre del barrio, que estaba hecho con letras de chapa de gran tamaño similares a las que el municipio usa en los parques públicos.

Marchetti dijo que ese cartel era la carta de presentación del barrio y denunció que ahora las letras se oxidan dentro del salón de usos múltiples de la vecinal. “Palladino se comprometió a reubicarlas en el frente de la vecinal, porque en la rotonda no pueden estar. Pasó el aniversario la semana pasada, que era la fecha acordada y nunca vino, es una obra que nosotros no podemos pagar”, se quejó.

Un barrio de Neuquén sitiado y enojado por el paso del Metrobús
Las letras están guardadas en el salón de usos múltiples.
Desde la comisión vecinal aseguraron que la municipalidad se comprometió a reubicar las letras con el nombre del sector pero nunca cumplieron.
Image
“Nadie se fija en el avance de la obra, el municipio dijo que para diciembre se terminaba pero solo está en un 60% de ejecución”.
Claudio Marchetti, presidente de la vecinal de Gregorio Álvarez.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.