Nevó en casi toda la cordillera

Se percibió en las cumbres, pero la temperatura bajó en las localidades



En un prometedor adelanto del invierno, las cumbres de esta región se cubrieron ayer de una apreciable capa de nieve, cambiando por completo el paisaje que rodea a Bariloche. La nevada que cayó también sobre amplios sectores cordilleranos produjo acumulaciones en las cotas intermedias y superiores del complejo Chapelco, en San Martín de los Andes.

Ayer, El Bolsón se despertó con el Cerro Piltriquitrón pintado de blanco y se preanuncia "buena nieve para esquiar en los próximos meses". La expectativa está puesta en la posibilidad de recibir turismo en el Centro de Deportes Invernales del Cerro Perito Moreno, ubicado a 25 kilómetros al norte de El Bolsón.

Con el comienzo de la semana un temporal de viento y lluvia que llegó desde el oeste cubrió buena parte de la zona cordillerana y las precipitaciones, en las cotas superiores a los 1.700 metros, tuvieron forma nívea. No obstante, el meteoro llegó tarde para maravillar a los miles de visitantes que estuvieron en la región para Semana Santa y que ya entre el domingo y las primeras horas del lunes volvieron a sus hogares.

Las lluvias persistentes que cayeron sobre Bariloche desde la tarde del lunes dejaron en la ciudad un registro de 20,8 milímetros de agua caída, según los datos brindados por el meteorólogo Gilberto Tadeo. También en el área urbana la temperatura mínima fue de 4,8 grados centígrados. En las afueras de la ciudad hizo un poco más de frío. Los termómetros del aeropuerto marcaron una mínima de 2,8ºC a las 4 de ayer. Sin embargo la sensación térmica bajó hasta 6/7 grados bajo cero por efecto de los fuertes vientos del Oeste. Los vientos en realidad soplan en forma casi ininterrumpida desde hace cuatro o cinco días y el lunes por la tarde provocaron la caída de un árbol frente al club Náutico, que cortó varios cables de media y baja tensión.

En cuanto al frente de tormenta que provocó la nevada de altura, desde la estación meteorológica del aeropuerto local aseguraron que "al menos se mantendrá otros dos días en la región", a juzgar por los bajos indicadores de presión atmosférica.

La nieve que ayer sorprendió a los bolsoneses, también precipitó en algunos sectores de la ruta 258, que une esta localidad con Bariloche. En la zona de Pampa del Toro y La Veranada hubo una pequeña acumulación, que con el correr de las horas y el paso de los vehículos, se "limpió" completamente.

Esta clase de fenómenos son usuales en esta época del año, que por lo general se caracteriza por precipitaciones abundantes y temperaturas mínimas cercanas al cero, con nieve en la alta montaña.

Nadie se atreve aún a hacer pronósticos precisos el clima en el próximo invierno, pero las cumbres adornadas de blanco siempre motivan alguna conjetura. Los operadores turísticos saben que ya no es posible esperar años tan nevadores y fríos como los de décadas atrás, pero sí aspiran a que se acumule la nieve suficiente para que en el cerro Catedral se pueda esquiar al menos entre julio y septiembre.

También esperan que alguna vez el manto blanco cubra por completo la ciudad, creando el escenario de postal invernal que maravilla a los visitantes y que suele lograr sin inversión alguna el mismo efecto que costosas campañas de promoción. (AB, ASM, AEB)

El volcán Lanín se vio enteramente blanco

Las temperaturas que llegaron ayer a la madrugada a poco más de dos grados en el casco urbano sanmartinense, convirtieron a la llovizna que cayó sobre la localidad, en nieve en los faldeos boscosos y en las cumbres de las montañas. Precipitaciones de esta naturaleza no son infrecuentes en esta época del año en los alrededores de San Martín y Junín de los Andes.

A las cinco de la tarde se había registrado una capa de unos 8 centímetros de espesor en la plataforma intermedia del centro invernal Chapelco, a 1.600 metros de altitud. En los sectores más altos no se pudo medir la cantidad de nieve caída.

Entretanto, los pronósticos satelitales para esta región auguran para mañana una rotación del viento hacia el noreste, y un leve ascenso de la temperatura, con lo que se interrumpirían las precipitaciones de nieve en la cordillera.

Aún falta poco menos de dos meses para la apertura de la temporada invernal en Chapelco, pero estas nevadas resultan beneficiosas ya que comienzan a enfriar el suelo.

Entretanto, desde Junín de los Andes y el cercano valle de San Cabao, el volcán Lanín se vio casi enteramente blanco por la nieve.

Desde el paso Tromen, se pudo observar en momentos en que lo permitieron las nubes, que la ruta normal de ascenso por la Espina de Pescado tiene nieve desde los 1.500 metros de altitud. Desde este punto hasta la cumbre, a 3.776 metros, las acumulaciones crecen en espesor, y se han producido voladeros y cornisas de hielo, por los fuertes vientos que soplaron durante casi toda la jornada.

Por la tarde de ayer, seguía cayendo una fría llovizna en el paso Tromen.

En la ruta provincial 60 que lleva al límite internacional con Chile, no hay nieve. Y tampoco en el sector trasandino del camino que une Junín de los Andes con Pucón. (ASM)


Comentarios


Nevó en casi toda la cordillera