Ni los policías se salvan de los robos en la costa bonaerense

También asaltaron a una pareja de jubilados y les llevaron 47.000 pesos



MAR DEL PLATA (DyN).- La ola de asaltos que sufre Mar del Plata no se detuvo ayer, ya que una pareja de ancianos y hasta tres policías se vieron afectados por dos robos que elevaron a más de una decena los hechos de este tipo cometidos en los últimos días en la llamada "ciudad feliz".

En uno de esos episodios, varios delincuentes robaron elementos de valor de una casa del bario marplatense de Punta Mogotes, que es alquilada por tres policías de la Bonaerense. Pero no fue el único, ya que es el segundo hecho de similares características donde las víctimas son policías. El anterior fue cometido en el barrio Alfar.

Fuentes policiales informaron que las nuevas víctimas fueron el oficial inspector Carlos Raúl Goyena, el oficial Marcelo Grossi y el cabo primero Enrique Vara, quienes se encuentran destinados en la dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Los policías denunciaron que mientras se encontraban ausentes en la tarde del viernes de la casa que alquilan por el verano en calle Croce 2.252, en el barrio Punta Mogotes, desconocidos ingresaron tra forzar los candados y la cerraduras de la puerta principal y se llevaron prendas de vestir, algunos bolsos y varios elementos personales.

En tanto, cuatro delincuentes engañaron a un matrimonio de ancianos al hacerse pasar por representantes de un hospital privado para luego golpearlos y sustraerles 47.000 pesos en moneda nacional y extranjera. El asalto se produjo el jueves, pero recién trascendió ayer, en una finca de Rodríguez Peña al 1.600 del barrio Divino Rostro, donde se encontraban su morador, Armando Quijano (91), y su esposa.

Un hombre bien vestido llamó a la puerta y el anciano lo atendió y le franqueó el paso, al identificarse como representante del Hospital Privado de la Comunidad de esta ciudad. A los pocos minutos, llegaron otros tres hombres, momentos en que los cuatro sujetos extrajeron armas y amenazaron de muerte a la pareja de ancianos. Los delincuentes redujeron a sus víctimas y se dispusieron a buscar dinero que, al parecer, según indicaron las fuentes, conocerían de antemano, alzándose con 2.000 pesos y 15.000 dólares de dinero en efectivo, así como con un reloj y una pulsera de valor.


Comentarios


Ni los policías se salvan de los robos en la costa bonaerense