Ni pizza, ni champán



Las pizzas aún humeaban. Las empanadas, en cambio, habían empezado a encogerse por el frío.

“¿Fernando, quiere comer algo?”, le preguntó el presidente Carlos Menem a De la Rúa, rememorando, tal vez, sin querer, el libro “Pizza y Champán”, con el que se procuró describir uno de los hábitos de la era menemista.

De la Rúa se excusó. Dijo que no andaba bien del estómago y especuló con que su organismo tal vez podría haberse afectado con el trajín de la campaña.

Ante el agradecimiento del radical, no hubo “snack”.

Menem, Carlos Corach y Alberto Kohan se amoldaron al gusto del invitado, mientras Zulema María Eva “Zulemita” hacía las veces de anfitriona.

Sólo dos rondas de café, un poco de agua y algunas gaseosas fueron “coprotagonistas” de la cumbre.

Tal vez previendo la negativa del presidente electo, algunos de los que luego participaron de la reducida reunión con De la Rúa, Darío Lopérfido y Rodolfo Terragno, ya habían hincado el diente sobre una pizzas y, al menos, cinco empanadas de carne.

Menem, y De la Rúa, volverían a reunirse en forma “reservada” dentro de “10 ó 15 días”, revelaron fuentes inobjetables.

“Va a haber una nueva reunión, más reservada, menos publicitada en aproximadamente 10 días, o dos semanas”, dijeron los informantes. Y añadieron que Menem y De la Rúa quedaron en “seguir trabajando” y “al habla, para hacer histórica la transición”. (DYN)

Puntos salientes

BUENOS AIRES (DyN) – Los siguientes son los puntos salientes de la conferencia de prensa que ofreció ayer el presidente electo, Fernando de la Rúa, luego de reunirse en la Residencia de Olivos con el jefe del Estado, Carlos Menem:

– “Menem reiteró que su fuerza política brindará los apoyos necesarios para las leyes que el nuevo gobierno requiera.

– “Quedó aclarado que (un eventual aumento de salarios en el sector público) pasa al próximo gobierno. No se puede (hacer) sobre la transferencia del mando.

– “Es necesario que el actual Parlamento apruebe antes del 10 de diciembre próximo el presupuesto (para el 2.000). El Presidente coincidió con esta necesidad y subrayó que lo envió en término. Pero no es suficiente enviarlo sino que es importante que se trate y se apruebe.

– “El proyecto plantea un déficit del orden de los 4.500 millones de dólares y este es un objetivo que se debe alcanzar. Es necesario conciliar las cifras y las cuentas.

– “Es necesario tener en cuenta que, tras cada cifra del presupuesto, hay rostros humanos de los que menos tienen, de los jubilados, de los discapacitados, de los más pobres. El contenido social del presupuesto debe ser preservado.

– “No se trata de discutir porque sí, sino de llegar a una cifra realista y objetiva. Coincidimos con el Presidente en que de inmediato se pongan a trabajar todos en sesión permanente para avanzar en la elaboración del presupuesto y que los técnicos analicen la proyección del déficit y el recorte de gastos.

– “Coincidimos en la importancia de avanzar en la ley de coparticipación para que cuanto antes, con urgencia, la Nación tenga la ley de coparticipación.

– “No perdamos la oportunidad que las circunstancias nos brinda porque de la difícil situación que atravesamos, si tomamos las decisiones correctas, vamos a pasar a un tiempo de crecimiento sostenido.


Comentarios


Ni pizza, ni champán