Niegan desbordes de conflictos salariales

BUENOS AIRES (Télam).- El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró ayer que "no hay, para nada, una conflictividad desbordada" y afirmó que "es indispensable" que los aumentos salariales tengan una progresión y un acompañamiento con el crecimiento de la economía para no generar inflación.

"Hoy no hay la conflictividad social que había al comienzo de la gestión. Hoy lo que hay es una conflictividad laboral lógica", explicó Tomada en declaraciones a radio Del Plata.

Si bien admitió que hay "algunos hitos preocupantes", insistió que hay una conflictividad "normal para en un país que tiene crecimiento económico y recuperación de la capacidad adquisitivas del salario debería tener". "No creo que haya, para nada, una conflictividad desbordada", enfatizó el titular de la cartera laboral. Para Tomada, "de ninguna manera" un aumento salarial genera inflación, pero aclaró que "esto tiene que tener una progresión, un ritmo, un acompañamiento con el crecimiento de la economía que es indispensable".

Por otra parte, Tomada, afirmó que "es razonable" una baja en el impuesto a las ganancias, aunque admitió que "no es tan posible en la actual circunstancia". "No siempre lo razonable coincide con lo posible", reconoció Tomada.


Comentarios


Niegan desbordes de conflictos salariales