Niegan irregularidades por el megacanje

Economía dijo que las comisiones se fijaron bajo normas internacionales



El Ministerio de Economía negó ayer irregularidades en el pago de comisiones por el canje de deuda y aclaró que el proceso se llevó a cabo bajo las normas internacionales que rigen este tipo de operaciones.

Así lo consignaron calificadas fuentes de Hacienda, quienes enfatizaron que “este fue un canje internacional que se rige por pautas internacionales y en el caso de las comisiones se tomaron los antecedentes de las operaciones que se realizaron en enero en la Argentina y en marzo en México”.

Acerca de las comisiones que cobraron los bancos que lideraron el canje sobre bonos trocados de su propia cartera, técnicos de Economía señalaron que “existe una norma de la SEC (Security Exchange Comission) que establece que se debe hacer ese pago, para que exista ninguna discriminación sobre los tenedores de bonos”.

A su vez aseguraron que “no se pagaron comisiones al grupo organizador sobre las ofertas que acercaron el Banco Nación, el Central, el Banco Provincia y el Ciudad”, aunque admitieron que se estudia la posibilidad de reconocerles “una compensación”.

“Sucede que esos bancos también compiten como banca comercial y en muchos casos se necesita exponer resultaron”, justificaron en Hacienda.

El decreto 648 fijó una comisión de 0,55% sobre el valor nominal de los nuevos bonos emitidos para los bancos colocadores principales y de 0,275% para los creadores de mercado.

El total de comisiones a pagar por estos conceptos asciende a 141 millones de dólares, de los cuales 136,8 millones serán liquidados al grupo de bancos colocadores en tres cuotas trimestrales a partir del 19 de junio.

El pago será único y luego los siete bancos que integran ese consorcio se dividirán los fondos. Los siete bancos designados para encabezar la operación fueron: Credit Suisse, JP. Morgan, Santander Central Hispano, BBVA Francés, HSBC Bank, Citigroup y Galicia.

El resto del dinero se distribuirá entre los bancos Boston, Of America e ING, que actuaron como colocadores secundarios. Acerca de los cuestionamientos sobre las diferencias en la información difundida en inglés y en castellano, se aclaró que en inglés se divulgó todo lo referente a los bonos que cotizaban en dólares y que estaban regidos por la SEC (Globales 2008, 2018 y 2031) y en la comunicación en castellano se agregó lo referente al Bono Pagaré 2006 en pesos.


Comentarios


Niegan irregularidades por el megacanje