Nielsen viaja a Europa y buscan cerrar acuerdo con aseguradoras

El secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, viajará este fin de semana a Alemania, para participar de una reunión del G-20, donde ampliará detalles de la propuesta de reestructuración de deuda que Argentina lanzará oficialmente en la primera semana de noviembre.

Según fuentes del Palacio de Hacienda, Nielsen recibió varios pedidos de reuniones por parte de distintas entidades y secretarios de finanzas europeos, quienes pretenden obtener mayores precisiones sobre los próximos pasos del Gobierno.

Este viaje a la ciudad de Frankfurt previsto para mañana, y la demora en cerrar un acuerdo con los bancos locales sobre el canje de deuda, postergaron para la semana próxima la presentación ante la Comisión de Valores de Estados Unidos de los detalles de los títulos que entrarán en esta operación. Esto le permitirá a los cuerpos legales, administrativos y financieros de Economía revisar lo escrito para estar en condiciones de presentar el prospecto final ante la Securities Exchange Comission (SEC), último paso antes del lanzamiento oficial del canje.

Nielsen viajará acompañado por el recientemente nombrado vicepresidente del Banco Central, Miguel Pesce, activo negociador del acuerdo que el Gobierno pretende alcanzar con los bancos locales, a semejanza de lo ya suscripto con las AFJP.

En las últimas horas quedó definido un plan de canje para las compañías de seguros, a las que se les permitirá contabilizar los nuevos bonos que reciban a valor técnico, lo que mejoraría su posición en los balances.

En caso que el Gobierno alcance también un acuerdo con los bancos, el canje arrancaría con un frente interno consolidado y un piso mínimo de aceptación cercano al 40 por ciento.

Las aseguradoras y fondos de inversión locales se encaminan a aceptar la propuesta, a cambio de un tratamiento especial que mejorará su situación patrimonial. De esta forma, la Argentina podría salir a convencer a los bonistas del exterior teniendo garantizado un piso importante de aceptación de la oferta, luego del acuerdo alcanzado la semana pasada con las AFJP que ya permitió acercarse al 20 por ciento de adhesión.

En cuanto a la mejora que destrabaría el canje con empresas de seguros y fondos de inversión que operan en la Argentina, pasaría por respetarle el valor contable que tienen hoy los bonos, de 1,40 peso más coeficiente CER, y brindar una amortización más gradual de ese título. De esta forma, se evitaría que la pérdida se vea reflejada en la actualidad. Con esta medida, el Gobierno recortaría las pérdidas que el canje de la deuda en default generará en las compañías.


Comentarios


Nielsen viaja a Europa y buscan cerrar acuerdo con aseguradoras