Niña muerta tiene miles de devotos que juran hace milagros 25-01-04

Se llamaba María Rosaura Paredes y murió en junio del '79 tras agonizar varios días en un sanatorio de Metán, Salta.



SALTA (Télam).- Una niña que murió en junio de l año 1979, cuando apenas tenía seis años de edad, por las torturas y vejaciones a las que la sometía su padre, tiene hoy miles de devotos que juran que la niña hace milagros y concede favores en la localidad de Metán, ubicada a 140 kilómetros al sur de la capital salteña.

Se llamaba María Rosaura Paredes y murió en junio del año 1979, tras agonizar varios días en un sanatorio de la localaidad de Metán que hoy ya no existe, por los fuertes golpes que le propinó su padre, Angel Manuel Paredes.

El hombre tenía en ese momento 25 años y se desempeñaba como empleado ferroviario.

A partir de la muerte de María Rosaura, una gran cantidad de personas comenzó a visitar su tumba en el cementerio metanense San José, para realizarle ofrendas y pedirle favores que de a poco -afirman los devotos de la pequeña María Rosaura- fueron concedidos.

Hoy, el pasillo del cementerio en el que descansan sus restos es casi imposible de recorrer, por la gran cantidad de flores, velas, placas de agradecimiento, obsequios, cartas y juguetes, entre otras cosas, que hay en el lugar, todos para el “angelito”, como también acostumbran a llamarla.

Esto motivó al cura párroco de Metán, Horacio Rivadeneira, a solicitar a la Municipalidad local el traslado de los restos de la pequeña niña hacia un lugar abierto de la misma necrópolis, para que la gente pueda visitarla y hacerle sus ofrendas, en instalaciones mejor acondicionadas a tal efecto.

“Desde que estoy en Metán he percibido que mucha gente recuerda la memoria de esta niña, que sufrió un atropello horrible y murió a causa de ello, y que se ha convertido en una expresión de carácter religiosa y popular”, dijo el sacerdote Horacio Rivadeneira a la prensa.

A partir de “este hecho doloroso, la gente comenzó a pedir la intercesión de su alma ante Dios y el Señor ha escuchado a través de ella esos ruegos”.

Por ese motivo, “desde hace años acuden personas a visitar la tumba, además de ofrecer diariamente misas por el eterno descanso de su alma y colocar placas de agradecimiento”, explicó.

Las autoridades municipales escucharon el pedido del párroco, y concurrieron al cementerio, donde encontraron un área apta para el traslado de la tumba de María Rosaura.

Así comenzaron los trámites para llevarlo a cabo, ya que requiere de una autorización legal de los familiares, entre otras cosas.

“Vamos a construir un mausoleo donde serán depositados los restos de María Rosaura Paredes, para darle amplitud, porque una gran cantidad de personas se acercan dentro de este marco de devoción popular a visitarla”, dijo el intendente de Metán, Roberto Gramaglia, quien reconoció la magnitud del fenómeno.

No obstante, expresó su intención de dar parte al Concejo Deliberante en esta decisión, porque se trata de “un tema de todos”.

Además, destacó que “avanzan las gestiones” para concretar el anhelo de quienes creen en la pequeñita y le piden favores de trabajo, estudio o alivio por diversas enfermedades.

Tras el violento hecho que terminó con la vida de la pequeña María Rosaura, su padre y su madre, identificada como Dominga del Valle Guzmán, quedaron detenidos y la justicia los condenó a 25 y 15 años de prisión, respectivamente, pero hoy ya gozan de libertad, nuevamente.

Otro ámbito muy visitado por los devotos del mito popular de la “Niña Milagrosa” es la casa del barrio Radio Estación, de esa ciudad del sur de la provincia de Salta, donde ella vivía junto a toda su familia y de la que apenas quedan algunos vestigios.


Comentarios


Niña muerta tiene miles de devotos que juran hace milagros 25-01-04