No aumentarán los precios de textos escolares

BUENOS AIRES (DyN)- El ministro de Educación, Daniel Filmus, y representantes de unas 300 editoriales agrupadas en la Cámara Argentina del Libro y la Cámara Argentina de Publicaciones firmaron anoche un convenio para este año no aumenten los precios de los textos escolares.

De esta forma, mantendrán, "los precios vigentes que tuvo el sector durante 2003, sin desmejorar la calidad, el contenido y la presentación de las obras". Además, el ministro anticipó que en la primera semana de abril próximo "tres de cada cuatro chicos de primer grado van a recibir un libro" de estudio y "más de la mitad de los chicos del tercer ciclo y polimodal van a recibir, cada uno, dos libros de dos asignaturas diferentes".

El convenio se realizó luego de que se considerara que el aumento actual de entre el 10 y el 15% en el precio del papel se trasladaría a los precios de los textos escolares. Según el ministro, "el sistema educativo argentino es lo único público, ya sea de gestión oficial o de gestión privada que sigue en pie".

Filmus, quien dijo que en la Argentina hay un libro por cada tres chicos en edad escolar, anticipó que la intención del Ministerio es que haya "más de un libro por chico".

La secretaria general de la CAL, Graciela Rosenberg, amplió la información de Filmus y precisó que "en los Estados Unidos hay 12 libros de textos por niño en edad escolar; en Finlandia 11; en Francia, Japón e Italia 9; en Chile, el país más lector de América Latina, 3", y no precisó datos sobre Brasil y México, pero remarcó la fuerte presencia del Estado en la compra de libros para chicos.

"En la Argentina, en la década del sesenta, llegamos a dos libros por chico", destacó la secretaria de CAL, entidad que agrupa a unas 250 editoriales y que el año pasado publicó 4500 títulos, un tercio de los 14 mil del mercado total argentino.

"Es la compra más grande de la historia argentina de libros", enfatizó Filmus, quien estimó que en 2004 se hará un desembolso de 50 millones de pesos destinados a comprar más de 3,5 millones de textos para "asegurar que los chicos con dificultades socioeconómicas tengan su libro".

Filmus indicó que "la intervención del Ministerio está más que duplicando el mercado editorial" argentino. En este sentido, estimó que el año pasado se registró un aumento de un 50% en la cantidad de libros impresos: de dos millones en 2002 se pasó a tres millones de libros impresos el año pasado.

Según dijo a DyN un representante de una de las cámaras participantes que pidió no ser nombrado, el aumento no se realiza porque en caso de hacerse "no se venderían los libros".


Comentarios


No aumentarán los precios de textos escolares