No autorizan otra autopsia al cuerpo de Quiroga

CATRIEL (ACA).- El titular del Juzgado 1 de General Acha, Manuel Álvarez, rechazó el pedido de una nueva autopsia al cadáver de Ariel Quiroga, el sindicalista que perdió la vida en el enfrentamiento entre gremios en Puente Dique el 20 de noviembre, y también desestimó el pedido de secuestro del celular del intendente de 25 de Mayo, David Bravo.

Por otra parte, se presentarán ante el magistrado varios testigos propuestos por la familia de Quiroga y la UOCRA, todos ellos con solicitud de protección especial pues aducen temor a represalias, según dijo a este diario el abogado Sergio Fresco, representante de la familia del sindicalista muerto.

Fresco dijo a este medio que recibió una notificación para la presentación de más pruebas consistentes en nuevos testimonios que se presentaron hace un par de días. Como el abogado no vive en Acha no sabía, cuando este diario lo consultó, sobre la decisión del juez de rechazar tanto la autopsia como el secuestro del celular Bravo.

En realidad la pericia más apropiada y necesaria para determinar si hubo o no llamadas desde el celular del jefe comunal hubiera sido pedir a las empresas de telefonía el listado de llamadas de ese día y si hubo contacto con los sindicalistas antes del enfrentamiento, la desgrabación de esa presunta conversación cosa que aparentemente no se solicitó.

Lo que más llamó la atención es que no haya aceptado aún la exhumación del cadáver para hacer una nueva autopsia, habida cuenta que los familiares aseguran que tenía un orificio en la cabeza, herida que descubrieron cuando vistieron a Quiroga para el velatorio. Se comenta que se solicitaría a la profesional que hizo la autopsia una ampliación de la misma.

Cabe recordar que el jueves 20, sindicalistas de la UOCRA de Mendoza, del gremio petrolero de Bahía Blanca y del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río negro y Neuquén, protagonizaron un hecho de violencia que tuvo como saldo varios heridos leves, un herido grave y un muerto. Quiroga, de la UOCRA mendocina murió por asfixia por inmersión, según la autopsia realizada por la médica Marlene Arretea. El informe de dos carillas indicaba que las heridas que observaron los testigos oculares cuando se sacó el cuerpo del agua, podrían corresponder a raspones al caer al canal. Sin embargo los familiares encontraron un orificio en la cabeza del occiso cuando lo vistieron para el velatorio, que suponen que pudo haber sido producto de un balazo.


Comentarios


No autorizan otra autopsia al cuerpo de Quiroga