“No camina ni vivencia la ciudad”



Al Sr. intendente de Neuquén.

Parecería que Ud. no camina, no transita ni vivencia esta ciudad.

No camina… porque si lo hiciera se daría cuenta del deplorable estado de las veredas. Ud. dirá que es responsabilidad de cada frentista tenerlas en condiciones y yo digo que es Ud. quien tiene los medios para exigir esto. Si para alguien sin problemas de movilidad caminar las veredas resulta una carrera con obstáculos, no imagino lo que será para ancianos o para aquellos que poseen algún tipo de dificultad visual o motriz.

No transita… porque si lo hiciera no podría creer la cantidad de baches, pozos, etc. que las calles de Neuquén tienen; a lo que se suma el pésimo ordenamiento del tránsito, las calles continuamente llenas de agua, los “discretos” lomos de burro que mandó a construir y los camiones con acoplado que circulan por las calles del centro y se estacionan sobre avenida Olascoaga para bajar la mercadería en reconocido comercio de electrodomésticos… Y eso que pagamos patentes.

Mucho menos la vive… porque si la viviera le daría vergüenza la manera en que queda la Vuelta de Obligado los sábados, toda sucia, llena de basura y oscura; la fuente del Centenario que casi nunca funciona porque no se contempló el embate del viento, que hace que el agua se salga de su contención; los relojes que se pusieron hace 4 años y que ya no funcionan; el pésimo servicio que presta Indalo y que lamentablemente debe usar gente que va a trabajar y que no le queda otra que viajar a destiempo y como ganado; ni hablar de la falta de agua en época de verano.

Sr. intendente… a quienes caminamos, transitamos y vivimos la ciudad sólo nos importa que lo que cada uno de nosotros aporta se vea reflejado al menos en estas pequeñas cosas.

Mariela Valeria Trasarti, DNI 22.287.608

Neuquén


Comentarios


"No camina ni vivencia la ciudad"