No declararon por el crimen de una jubilada



LA PLATA (Télam).- Los detenidos como sospechosos de haber asesinado a una mujer de 65 años y sepultarla con otra identidad para cobrar su jubilación y sacar dinero de su cuenta bancaria se negaron ayer a declarar, mientras la Justicia investiga la actuación de la médica que firmó el certificado de defunción de la víctima.

Fuentes judiciales explicaron que Nancy Adriana Arias y José Luis Barrientos, acusados por el crimen de Sara Ethel Morales, se negaron ayer a la tarde a prestar declaración indagatoria ante el fiscal Alejandro Villordo.

Los voceros explicaron que el fiscal investiga además la actuación de una médica platense que firmó el certificado de defunción en el que consignó que la muerte de la jubilada se produjo por “un paro cardiorespiratorio no traumático”.

Agregaron que Villordo citará en los próximos días a la profesional a prestar declaración indagatoria por los presuntos delitos de “encubrimiento y falsificación de documento público”.

Los investigadores creen que la pareja de detenidos asesinó a Morales e inhumaron sus restos en un rápido procedimiento en el cementerio local, en el que cambiaron hasta el nombre de la cruz que estaba sobre la tumba de la víctima.

Es que durante el tiempo que la mujer estuvo desaparecida, hasta que se develó que había muerto, la pareja que trabajaba en su casa cobró la jubilación que percibía la víctima -unos 1.400 pesos-, el alquiler de un departamento y hasta retiró dinero que tenía en una cuenta bancaria.

Las fuentes explicaron que para el fiscal será clave el resultado de la autopsia que se le realizará al cuerpo mañana, para certificar la verdadera causa de la muerte de la jubilada.

Los voceros detallaron que el juez de Garantías Néstor De Aspro hizo lugar ayer a la detención de la pareja por “fraude a la administración pública y estafas reiteradas” y dejó en suspenso el de homicidio que había sido solicitado por el fiscal hasta saber el resultado de la necropsia.


Comentarios


No declararon por el crimen de una jubilada