No descartan que haya sido un autorrobo

#

El camión fue encontrado abandonado, cerca de San Antonio Oeste.

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- La Justicia sospecha de que el chofer del camión que denunció haber sido víctima de un secuestro y posterior robo de mercadería valuada en casi medio millón de pesos, haya tenido participación en el ilícito. Según informó el fiscal en Comisaría Favio Corvalán, existen indicios suficientes para imputar al camionero -identificado como Alberto Gauna de 48 años- por su necesaria participación en delito agravado y falsa denuncia.

La investigación se basó en algunas contradicciones en las que habría incurrido en sus primeras declaraciones tanto en el Valle Medio, donde dijo que había sido abandonado, como en esta ciudad, en la que apareció el camión desvalijado. Otras fuentes ligadas a la causa explicaron que los horarios en los que la persona dijo haber sido dejada en Beltrán no coincidían con otros momentos relatados y otros testimonios recogidos.

También el conocimiento que el camionero demostró tener acerca del equipo de seguimiento satelital, que fue inutilizado por manos expertas, provocó sospechas en los investigadores. Todas las actuaciones fueron remitidas a la capital provincial para que las evalúe el juez interviniente Carlos Reussi, quien ya habría dictado algunas medidas concretas, como allanamientos en el domicilio del imputado, del cual se habría secuestrado un teléfono celular.

El robo que fue denunciado por Gauna ocurrió hace unos 20 días, cuando el transportista transitaba entre Viedma y esta ciudad y fue abordado por otros vehículos de los que varias personas lo encañonaron con armas de fuego de grueso calibre. En ese momento Gauna identificó que los fusiles utilizados eran FAL, para los cuales el vidrio no era efectivo. También declaró que pocos días antes había sido víctima de un atraco similar.

El gran volumen de la mercadería sustraída permite suponer la complicidad de otras personas que debieron asistir en otros vehículos al presunto implicado. Se trataba de unas 350 cajas de cigarrillos de la firma Nobleza Piccardo, valuadas en alrededor de medio millón de pesos. El camión era un Mercedes Benz con térmico que había partido de Capital Federal.


Comentarios


No descartan que haya sido un autorrobo