“No entendemos cuál es el objetivo de los comentarios vertidos hacia nuestro barrio”



Nos dirigimos a usted para expresarle nuestro estupor y malestar ante las falsas apreciaciones, matizadas con comentarios despectivos, realizadas en la edición del día 24 de mayo del corriente año, en una crónica titulada “Planean un corredor turístico en la ruta provincial Nº 7”. En efecto, vuestro diario señala textualmente: “...como La Comarca, un barrio acomodado en el que actualmente viven funcionarios y empresarios; y que para ‘zanjar’ la prohibición de instalación habitacional, fue presentada ante el Concejo Deliberante como un centro hípico. El espacio recreativo para el deporte con equinos se instaló, pero varios años después de lo que demandó levantar los caserones que forman parte del consorcio de viviendas”. No es cierto, la conformación actual del barrio, gestionado por la empresa Comasa SA, es la aprobada por la municipalidad de Centenario, habiéndose ejecutado primero el centro hípico y posteriormente las viviendas, que aún a la fecha están en construcción. Actualmente viven en el barrio profesionales, empleados, comerciantes, jubilados y empresarios, como en cualquier otro sector residencial similar de la región. Posteriormente el diario señala: “La tensión con el sector rural se sintió de inmediato, cuando ya en la construcción de viviendas los nuevos propietarios debieron zanjar diferencias con el consorcio de riego, cuando no se respetó la función de desagües y canales que irrigaban las chacras ubicadas atrás de la propiedad de la firma Comasa”. No es cierto, no se generó perjuicio alguno al sistema de riego manejado por el Consorcio de Riego y Drenaje de Centenario y Vista Alegre ni a las chacras vecinas, ubicadas atrás del barrio. Dicha situación es perfectamente comprobable todavía en la actualidad. Mantenemos además dentro del predio un canal de riego, limpio y en perfectas condiciones. Actualmente existe un convenio de colaboración en vigencia con el citado Consorcio, del que somos socios, lo que habla a las claras de las buenas relaciones existentes entre las partes y con todos los vecinos regantes. Finalmente el diario señala: “A los pocos años también la tensión con zonas urbanizadas, cuando se descubrió que tenían conexiones ‘clandestinas’ a través de las cuales le restaban agua del tendido de agua potable del barrio 11 de Octubre, ubicado en las inmediaciones del peaje”. No es cierto, la Comarca no tiene ninguna conexión clandestina ni causó perjuicio alguno al barrio 11 de Octubre, como quedó verificado por la municipalidad de Centenario. El perjuicio era causado por otra conexión, ésa sí clandestina, en una parcela rural. Actualmente recibimos suministro de agua potable, con medidores instalados por nosotros y controlados por la municipalidad de Centenario, que miden perfectamente los volúmenes de agua suministrados a nuestro barrio, teniendo además medidores domiciliarios, y hemos conectado nuestras viviendas al sistema cloacal de la ciudad mediante la ejecución a nuestro cargo de un nexo cloacal y una casilla que protege el bombeo todo ejecutado en común acuerdo y convenido con la municipalidad de Centenario, por lo que nuestra relación con el medio ambiente próximo es inobjetable y además verificable en el terreno. Si tenemos una buena relación con el Consorcio de Riego y Drenaje, con la municipalidad de Centenario y con los vecinos adyacentes, cuál es el objetivo que tuvieron los comentarios vertidos hacia nuestro barrio, en relación a la nota en sí cuyo título es “Planean un corredor turístico en la ruta provincial Nº 7”, es decir absolutamente fuera de contexto. Por Bº Club de Campo “La Comarca” Mirta E. López, DNI 14.170.742 Administradora Centenario


Comentarios


“No entendemos cuál es el objetivo de los comentarios vertidos hacia nuestro barrio”