“No es la primera vez que pasa”, aseguró un exchofer



El incidente que protagonizó ayer el Interno 23 de Las Grutas S.A., no sería el primero de esa naturaleza aparentemente. Un ex chofer de la empresa que manejó mucho tiempo la misma unidad, señaló que en febrero de este año también se salió la ventana del baño, en momentos en que el micro estaba en movimiento. Desde la transportista, en cambio, uno de sus titulares desmintió esa información y agregó que la unidad tenía su revisión técnica en regla. Según el exconductor “en febrero, antes de llegar a Dina Huapi, en cercanías del puesto caminero, un hombre quedó colgado de esa ventana porque también se había salido el vidrio. Lo alcancé a ver por el espejo porque era de día y por suerte no pasó nada. Era un hombre mayor que iba a Bariloche y de ahí a El Bolsón” detalló. El exchofer, cuya identidad pidió mantener en reserva, agregó que el 31 de diciembre de 2010 el interno 23 se incendió y quedó prácticamente destruido. “Lo enviaron a Rosario a reconstruirlo. Originalmente ese micro tenía 45 asientos y ningún baño. Le sacaron cinco asientos para hacerlo. Pero la ventana del baño nunca quedó bien. En la parte de abajo, el vidrio nace a la altura de las rodillas y se salió varias veces. Nosotros, quienes lo manejábamos, se lo habíamos comunicado a los dueños de la empresa”. Por su parte, Osvaldo Castro, uno de los titulares de la empresa Transporte Las Grutas, reconoció que el interno Nº 23 había sufrido un siniestro en diciembre de 2010. “Eso es exacto, y lo mandamos a reparar a una fábrica de Rosario” expresó. Confirmó también qué en julio de 2011 fue puesto de nuevo en circulación. “Fue por ahí... Antes no tenía baño, eso también es exacto. Se le puso un baño y comenzó a andar nuevamente” manifestó. Sin embargo, respondió qué “no tenía idea” acerca de si en el baño de esa unidad un pasajero que viajaba con destino a Bariloche había experimentado un accidente similar en el mes de febrero pasado. “Que yo sepa no ocurrió nada parecido, y obviamente lo recordaría. El interno tenía la revisión técnica que se le hace en los talleres habilitados según exige la provincia. La última revisión se habrá hecho hace cuatro meses” agregó. La firma de transporte nació como una empresa familiar. Al tradicional servicio interurbano para unir SAO con el Puerto y Las Grutas incorporó desde hace tiempo colectivos que viajan hacia Viedma, Sierra Grande y Bariloche, entre otros puntos. Además bajo la denominación ‘Doradas Bus’ posee la línea que une Sierra con Playas Doradas. (AJ, ASA)


Comentarios


“No es la primera vez que pasa”, aseguró un exchofer