“No fue por la fuerza”



Puntualmente, el testigo clave dijo que el carpintero Altamirano, junto a su esposa y un sobrino, se llevaron a la nena en un auto VW Gol azul cuando el lunes 22 Candela estaba esperando a sus amigas en la esquina de su casa y “no fue por la fuerza”. Precisó que a la nena le prometieron darle “ropa y comida”, que la llevaron a la casa de la calle Charrúas 1.081 y que en la noche del martes 23 se escucharon algunos gritos pidiendo “ayuda” y la frenada de un auto. El testigo afirmó además que el miércoles 24 vio en esa casa a Altamirano y la esposa -que supuestamente estaba de viaje-, mientras “se escuchaba que se movían las mesas”. Habló además que vio a la nena en plena calle cuando todos la buscaban y de supuestos rasguños en las paredes. “Se comenta en el barrio que Hugo fue el que la mató, que se le fue la mano. El conocía a la familia, a Candela y tenía problemas con ellos”, trascendió de la declaración. De todos modos, el móvil sigue siendo un misterio. (DyN)


Comentarios


“No fue por la fuerza”