“No fue una etapa oprobiosa”

El presidente del STJ, Enrique Mansilla, no estuvo de acuerdo con las críticas del ministro de Gobierno de la provincia, Luis Di Giacomo, quien se refirió la semana pasada a los exjueces del máximo tribunal de la provincia que renunciaron como un “oprobioso trío”. Los exvocales Luis Lutz y Alberto Balladini renunciaron en el 2011 y Víctor Sodero Nievas se marchó a finales de enero pasado. “No hemos criticado la gestión anterior del STJ. Creemos que han tenido aciertos y yerros como tenemos todos. Podemos estar de acuerdo o no con algunas decisiones que han tomado. Pero de ninguna manera vamos a calificarlo como una etapa oprobiosa”, afirmó Mansilla. Dijo que hubo “muchos avances en muchos aspectos. En otros aspectos no los ha habido y en eso estamos trabajando”. Sostuvo que la prioridad es cubrir lo antes posible todas las vacantes en el Poder Judicial. Respecto al presupuesto asignado por la Legislatura al Poder Judicial para este año, que asciende a unos 467 millones de pesos, que es una cifra bastante menor a los 582 millones que el STJ había solicitado, Mansilla dijo que espera un refuerzo presupuestario en el transcurso del 2013. Advirtió que si no hay un adicional presupuestario, no se podrán poner en marcha los nuevos organismos creados por ley. Dijo que la semana que viene se reunirá con la cúpula de gremio judicial, Sitrajur, “y aspiramos a tener una respuesta de cómo será nuestra pauta salarial”. Hoy, proyectan un 20% de aumento para el 2013, pero esperan una definición en los otros ámbitos del Estado provincial. (AB)


Comentarios


“No fue una etapa oprobiosa”