No habrá boda de cuentos



Se anunciaba como la boda de un cuento de hadas que sería la envidia del mundo y reviviría el alicaído entusiasmo de los británicos por la monarquía. Pero se terminó.

El repentino final de la relación que durante seis años unió al príncipe Guillermo de Inglaterra, de 24 años, y su novia de la universidad, Kate Middleton, de 25, sorprendió incluso a los más experimentados observadores reales.

La perspectiva de un enlace entre Guillermo, segundo en la sucesión al trono e hijo de la princesa Diana, con una mujer de clase media con los pies en la tierra entusiasmó al país. Los motivos inmediatos de la separación podrían radicar en la intensa atención mediática que persiguió a Middleton desde que se trasladó a Londres. (DPA)


Comentarios


No habrá boda de cuentos