"No habrá negociación hasta que no cese la violencia"

Así lo advirtieron el gobierno nacional y el provincial a los manifestantes de General Mosconi. De la Rúa, Mestre y Romero aseguraron que cuando ceda la violencia llegará la ayuda.



Los gobiernos nacional y de Salta advirtieron anoche que no abrirán negociaciones con los manifestantes de General Mosconi hasta que "no cese la violencia", mientras que el gobernador Romero denunció que la existencia de "activistas políticos armados" durante los enfrentamientos que arrojaron muertos y varios heridos

En una suerte de estado de sitio no declarado, la violencia volvió en la madrugada a Mosconi, y durante el día siguieron los allanamientos y detenciones y la jornada cerraba con un panorama de ciudad militarizada.

Tras el encuentro que mantuvo De la Rúa con el mandatario salteño, el ministro del Interior, Ramón Mestre, sostuvo que los funcionarios nacionales recién viajarán a Salta cuando se pacifique la situación, a pesar de que ayer había anunciado la inminente visita a la provincia.

"No viajaron porque seguía la acción de la gendarmería y no era aconsejable", justificó el titular de la cartera política, reconociendo que en menos de 24 horas la administración delarruista dio marcha atrás con su decisión de enviar delegados a Mosconi para tratar de abrir un canal de negociación para poner fin al conflicto.

En Casa Rosada, el gobernador salteño denunció que los enfrentamientos fueron protagonizados por "activistas profesionales que no sabemos a quién responden, pero dicen pertenecer al partido liderado por el "Perro" Santillán reivindicara la lucha armada por televisión y se produzcan estos acontecimientos en Salta", subrayó Romero.

Mestre, por su parte, advirtió sobre el discurso de "algunos dirigentes sindicales que llamaron a legitimar la violencia" y subrayó que "eso es inaceptable en un ámbito democrático".

Mientras la oposición afilaba sus uñas. De la Rúa y Romero mantuvieron ayer una extensa reunión para analizar la delicada situación que se vive en General Mosconi.

Durante la reunión, de la que también participó el ministro del Interior coincidieron en la necesidad de poner en marcha medidas para lograr la reconversión de la zona norte de la provincia cuya economía quedó prácticamente quebrada tras la privatización de YPF. Romero anticipó que se analizó la posibilidad de generar "condiciones de competitividad para alentar la inversión" en Mosconi y Tartagal, pero advirtió que "en condiciones de violencia y con gente armada ninguna empresa va a querer radicarse en el lugar".

El gobernador dijo que la represión de gendarmería y los excesos de los efectivos son responsabilidad de la justicia, al recordar que el juez Cornejo dio la orden para que desalojaron la ruta 34 .

Romero sostuvo también, que "recién cuando se establezca la paz en la zona vamos a llegar en forma masiva al lugar para tomar acciones que puedan colaborar con la reconversión" de Salta.

Habitantes de Mosconi, en tanto, decidieron instalar en la plaza central la "carpa del aguante" hasta que se retire la gendarmería.

El juez justificó operativos

El juez federal de Salta, Abel Cornejo, justificó ayer los operativos y allanamientos realizados en la madrugada por la Gendarmería nacional en domicilios particulares de General Mosconi, al señalar que "no se hizo en todas las casas" sino que "eran lugares donde había sospechas y denuncias de que podría haber armas".

En tanto, el juez aseguró que "hay muchos elementos" en la causa que en la que investiga los violentos hechos del domingo en Mosconi y señaló que los supuestos francotiradores que hirieron a gendarmes y asesinaron a dos vecinos "son gente de izquierda radicalizada".

En tanto, el juez confirmó que los operativos realizados ayer por Gendarmería que ingresaron por la fuerza a casas particulares , fueron por expresa orden suya con el objetivo de "buscar armas". (DyN)

"Estamos en un estado preanárquico"

El candidato a senador justicialista por la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, calificó ayer de "legítima" la protesta social en Salta, pero volvió a advertir sobre un "proceso preanárquico" que se insinúa, según su visión, en el seno de la sociedad.

"Vengo advirtiendo, quizás por la experiencia que hemos tenido, que estamos ingresando de hace ya tiempo a lo que denomino un proceso preanárquico. Las sociedades toleran las contingencias más graves, (pero) la anarquía es difícilmente tolerada y estamos entrando, desgraciadamente, en eso", aseveró.

Duhalde sostuvo que "además de los reclamos legítimos, además de esta exteriorización del excluido absolutamente legítima de reclamar de la manera que puede, se van agregando personas, chicos que tienen un problema y cortan la calle. Pareciera que no hay autoridad ni siquiera para esos casos" y advirtió que "se está viviendo una situación que tiene como transfondo y origen, un empobrecimiento brutal de sectores medios". (DyN)

Ayer, día de boicot, cortes y escraches

Pedir planes trabajar, solidarizarse con los piqueteros de Salta y boicotear a las empresas españolas por el conflicto de Aerolíneas, fueron los motivos de los múltiples cortes de rutas, de calles y escraches varios que se realizaron en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, en medio de un grave clima de inestabilidad social.

Las caras cubiertas y el incendio de gomas y otros materiales sobre las calles fueron moneda corriente desde la mañana, cuando grupos de izquierda, de centrales obreras y de desocupados reclamaron planes de empleo y repudiaron la represión de la Gendarmería.

En el medio de las protestas, la iglesia hablaba a través de sus representantes."La comunidad clama porque cesen las penurias económicas que padece y van minando sus vínculos sociales y destruyendo sus valores más profundos", se escuchó decir a monseñor Mirás durante un acto.

Romero denuncia plan de lucha política

El gobernador salteño Juan Carlos Romero insistió anoche que hubo manifestantes "armados" en los graves choques entre piqueteros y gendarmes el domingo en la localidad de General Mosconi, que provocaron dos muertes, y señaló que esos sujetos utilizaron armas robadas en un disturbio anterior en la ciudad de Tartagal.

En una conferencia de prensa que ofreció junto al ministro Ramón Mestre, Romero se quejó que la violencia en el norte provincial es "fogoneada" por el Partido que lidera Carlos Santillán.

Romero, denunció la existencia de un "plan de acción política" de parte de grupos violentos que actúan junto a los piqueteros y no descartó a "algunos extranjeros".Romero advirtió sobre la creencia, que atribuyó a la prensa, de que el conflicto "es un romántico reclamo social, cuando ya ha dejado de serlo, para pasar -según dijo- a algo mucho más grave". En opinión al mandatario, el principal reclamo de los piqueteros es "que la Justicia no actúe" ordenando la detención de quienes robaron armas durante el estallido de noviembre.

Camarógrafo asustado

Un camarógrafo del canal América permaneció oculto ayer durante varias horas en una casa del monte salteño, luego de protagonizar un confuso incidente con la Gendarmería, por lo que su paradero fue dado por desaparecido por sus colegas. La noticia de la desaparición del camarógrafo Gerónimo Altshuler motivó que el propio jefe de la Gendarmería, Hugo Miranda, tuviera que interrumpir una reunión con Mestre, para dar explicaciones ante los periodistas. "No figura en la lista de detenidos", aclaró.

Finalmente Altshuler apareció y contó que dada la violenta situación escapó corriendo del lugar ante el temor de ser detenido, y que fue "protegido" por piqueteros. Explicó que como "estaba muy asustado" y no podía volver al hotel decidió aceptar el ofrecimiento de un grupo de vecinos de la zona.


Comentarios


"No habrá negociación hasta que no cese la violencia"