No hay detenidos

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El juzgado que investiga la muerte de una niña de 7 años, cuyo cuerpo evidenciaba haber sido víctima de violaciones vaginales y anales "crónicas e históricas", todavía no ordenó la detención de ningún sospechoso, y tampoco fueron certificadas aún las causas de su muerte, aunque los forenses presumen que fue causada por una infección en la cabeza, que oprimió el cerebro de la menor.

La muerte de la niña se produjo durante la madrugada del viernes, en apariencia como resultado de un edema cerebral derivado de una infección y una antigua lesión. Pero el hecho que motivó al juez Martín Lozada a demorar a los padres de la niña fue la evidencia de que la chiquita presentaba huellas de frecuente abuso sexual, incluso por vía anal. Las sospechas apuntaron al círculo íntimo de la familia, habitantes de un humilde barrio, pero ningún testigo señaló al presunto responsable.


Comentarios


No hay detenidos