No hay edades para la Carrera de la Historia

Corredores de hasta 80 años participaron ayer de este encuentro que se propone recrear las condiciones del esquí en el Bariloche antiguo.

Una treintena de participantes tuvo este año la tradicional Carrera de la Historia en las pistas del cerro Catedral. El día no podría haber sido mejor.

Esquíes de madera de 1920, tablas de plástico y metálicas, botas de cuero, bastones de caña colihue, cinturones de piel de foca, pulóveres y medias de lana.

Nada faltó en esta tradicional carrera que se realiza consecutivamente desde hace 14 años en el cerro Catedral y que ayer sumó 29 participantes.

Muchos de los que participaron ya tienen arriba de 70 años e incluso, más de 80.

“En mi caso, por ejemplo, ni me acuerdo desde cuando esquío. Tengo una foto de cuando tenía un año con esquíes”, señaló Leopoldo Federico Baratta, al término del almuerzo en el refugio Lynch, en lo más alto del cerro, donde a pleno sol y con una temperatura de 2 grados, los deportistas no paraban de relatar anécdotas.

La Carrera de la Historia fue ideada por el instructor Alejandro Delgado no sólo para reunir a los corredores históricos de la ciudad sino también recrear la manera en que se esquiaba décadas atrás cuando, sin medios de elevación, los amantes de la nieve subían caminando hasta la cima de la montaña y para cubrirse del frío, utilizaban pieles de foca.

Los participantes del encuentro resaltaron que por primera vez, no estuvo presente Roberto Ansejo, que atraviesa problemas de salud.

También homenajearon a “varios compañeros que ya no está presentes, como es el caso de Raúl Saliva”.

El tiempo pasa

Datos

14 años
ininterrumpidos lleva realizándose esta carrera que tiene más de tradición que de competencia.

Temas

Río Negro

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios