No hay espacio para todos en el Santander

La luna de miel entre la dirigencia del Cúcuta y sus hinchas, sufrió un quiebre ayer. Las oficinas aledañas al estadio General Santander fueron apedreadas por frustrados fanáticos que no consiguieron entradas.

Miles de hinchas hicieron largas filas desde el domingo en la noche, pero ayer se marcharon con las manos vacías. Cúcuta vendió más de 42.000 entradas, pero fueron insuficientes y se calcula que unos 10.000 aficionados no podrán ver la semifinal.


Comentarios


No hay espacio para todos en el Santander