No hay interesados en las auditorías al Ipross

La licitación de la fiscalización de pagos resultó desierta. La obra social revisará los pliegos para hacerlos más atractivos.

El control privado de los pagos del Ipross deberá esperar porque la licitación no tuvo ofertas. La conducción de la obra social revisa las condiciones de los pliegos para un nuevo llamado, insistiendo con auditores externos en el control de las facturas médicas.

Mientras tanto, la Junta de Administración del organismo sumará dos vocales, según un proyecto de ley del gobernador Alberto Weretilneck. La reforma de la ley 2753 incluye un miembro de la policía y otro más del gobierno. Así, ese cuerpo –bajo la titularidad del presidente del Ipross– tendrá siete vocales: cuatro de “los afiliados y tres gubernamentales. Según la iniciativa, el miembro policial será designado por el jefe de la fuerza, lo cual ya originó críticas sectoriales.

Igualmente, la evaluación del Ipross está en las erogaciones. Sus revisiones son superficiales y siempre se pretendió mejorar la fiscalización de los pagos desde el organismo, pero nunca se concretó. La facturas de extracápita –es decir, aquellas por fuera de los convenios por números de afiliados– superarán los 150 millones este año, y esas prácticas –históricamente– evidencian excesos, con escasa fiscalización.

El presidente de la obra social, Claudio Di Tella planteó la contratación de un servicio externo para ese control de prestaciones y pagos. Finalmente, se convocó a licitación pública por
$ 17.544.000, considerando un plazo de dos años.

Cerrado el llamado, la licitación no tuvo ofertas y ahora, el Ipross revisa técnicamente sus exigencias. Acepta que posiblemente sea necesario incorporar alguna actualización al monto establecido por dos años.

Los pagos extracápitas son atenciones por fuera de esos convenios y, poco a poco, los prestadores ampliaron esa facturación mientras que el Ipross no llega con el control frente a las carencias de auditores propios.

Se programó una auditoría “administrativa y en terreno, preliquidación y liquidación de toda facturación de las prestaciones”, como también se encargará de “controlar su calidad” de atención (ambulatorio y de internación).

Exigía a la empresa contar con nueve profesionales, como también, un registro de la información enviada por los prestadores, el ingreso de cada facturación de un afiliado –con documentación física digitalizada, como también, disponer de reportes necesarios para realizar liquidaciones y estadísticas–. Entre otras funciones requeridas en el pliego se consigna que la auditora deberá contar con un sistema para la administración de pedidos de prótesis.

Para su tarea, la auditora recibirá el “nomenclador único de prestaciones del Ipross con normas y resoluciones”, el “listado de instituciones efectoras y profesionales prestadores”, “el padrón de afiliados en formato digital”, “los convenios en soporte magnético” y el “sistema para administrar la trazabilidad del ingreso de la documentación a liquidar”.

El dato

Datos

17.544.000
pesos es el monto establecido en la licitación para las auditorías de la obra social por dos años.

Temas

Río Negro

Comentarios


No hay interesados en las auditorías al Ipross