No hay ningún acercamiento y el corte de Feclir se mantiene firme 22-4-03



ROCA (AR).- Más de dos semanas pasaron y el corte de Feclir perjudica cada vez más a los rionegrinos afiliados a PAMI. La inacción de las autoridades nacionales del organismo para resolver el conflicto sorprende a propios y extraños, mientras los dueños de clínicas y sanatorios afirman que sólo una cuestión humanitaria hace que sigan atendiendo las urgencias de los jubilados. “No nos llamaron más desde que hicieron la última oferta. Ellos están muy tranquilos en Buenos Aires mientras acá los jubilados casi no tienen prestación. Tendríamos que cortarles todo, incluidas las urgencias, pero por el respeto que se merecen los ancianos no lo hacemos”, indicó ayer el presidente de Feclir, Carlos Gigena. De acuerdo al titular de la entidad que agrupa a los nosocomios privados de la provincia, hasta el momento los únicos pagos recibidos corresponden a un porcentaje de las urgencias atendidas en la semana del 4 al 13 de abril. Cabe recordar que Feclir exige la totalidad de la deuda generada en diciembre, enero y febrero, época en la que se trabajó con el sistema de pagos por prestación. Cuando PAMI ofreció pagar el monto en 8 cuotas los privados se opusieron y desde ese momento no hubo más contacto, según indicaron en Feclir. La cifra reclamada ronda los 2,5 millones de pesos y engloban atenciones en centros de salud de todo Río Negro, salvo la zona andina. Ayer Gigena estaba terminando un informe con el detalle de todas las acreencias para enviarlas a la sede central de PAMI en Buenos Aires. El presidente de Feclir señaló que mientras tanto se comunicó con autoridades locales de la obra social, quienes le aseguraron que ellos tampoco tenían novedades sobre una nueva instancia en la negociación. Otros contactos de los prestadores se establecieron con dirigentes de centros de jubilados, para informarlos sobre el nulo avance en la búsqueda de normalidad en las atenciones. Gigena destacó que más allá de las acreencias que reclaman, el conflicto necesita una solución urgente porque se trata de un grupo etario que -a raíz de la crisis en el sector público- demanda mucho a las clínicas y no puede estar tan desprotegido. Permanentes consultas Mientras tanto, desde las oficinas locales de PAMI informaron que entre los jubilados persiste el malestar que los llevó días atrás a ocupar el inmueble de Mitre y Belgrano. Empleados señalaron que las consultas por el regreso de las atenciones son permanentes, al igual que las protestas por las sucesivas respuestas negativas.


Comentarios


No hay ningún acercamiento y el corte de Feclir se mantiene firme 22-4-03