No hicieron los arreglos y no pueden empezar a estudiar



#

Los problemas edilicios en la escuela de Peñas Blancas. (Foto: gentileza )

Los padres de los niños que concurren a la escuela de jornada extendida 242 de Peñas Blancas decidieron no enviar a sus hijos a clases hasta que el gobierno provincial solucione los serios problemas edilicios que sufre el establecimiento desde el año pasado. El viernes presentaron un recurso de amparo ante la falta de respuestas y ayer se reunieron con el edificio con funcionarios de Educación.

Gabriela Bravo, que es mamá de una nena que empieza primer grado, explicó que la escuela tiene problemas serios en el techo, con desprendimientos, lo que impactó en el sistema eléctrico. A raíz de esta situación no cuentan con agua ya que no se puede hacer funcionar las bombas.

La mujer contó que en el edificio de la escuela de Peñas Blancas, un paraje ubicado a 30 kilómetros de Catriel, funcionan los tres niveles: al primario concurren 35 alumnos, al inicial 19 y al secundario 25. Todos están imposibilitados de comenzar las clases.

Marcelo Bustos, que es el Coordinador del Consejo de Educación en Catriel, estuvo ayer en la reunión con los padres y explicó: “Nos comprometimos a financiar el arreglo de los techos pero la logística de la obra será responsabilidad de la Sociedad de Fomento.


Comentarios


No hicieron los arreglos y no pueden empezar a estudiar