No hubo acuerdo con los transportistas, que mantendrán el paro

Consideraron insuficiente la propuesta del gobierno a sus reclamos. Entidades reclaman garantizar la libre circulación de los camiones en el país.

BUENOS AIRES (Infosic).- El gobierno nacional no logró anoche avanzar hacia un acuerdo con los empresarios camioneros de carga a fin de levantar el paro que representantes del sector realizan desde hace cuatro días en reclamo de rebajas en el gasoil y los peajes.

El fracaso fue reconocido por voceros oficiales luego de una extensa reunión que mantuvo anoche el ministro de Infraestructura, Nicolás Gallo, con empresarios del sector.

Mientras tanto, algunos sectores advirtieron la posibilidad de que se produzca un desabastecimiento de mercadería en los principales centros urbanos del país por el alto acatamiento a la medida de fuerza, dispuesta por la Confederación Nacional del Transporte Argentino (CNTA).

En la región todavía no se sintió el impacto fuerte de la medida, aunque sí ya se advierte la ausencia de productos de distintos rubros porque algunos camiones fueron a Buenos Aires y no regresaron. Se estima que desde el lunes el principal ausente en las góndolas de Río Negro y Neuquén serán los productos lácteos.Fuentes sindicales señalaron a Infosic que las negociaciones estaban empantanadas debido a que los funcionarios encabezados por el ministro de Infraestructura, Nicolás Gallo, "no cedían" a los reclamos, y adelantaron que no levantarán la medida de fuerza.

La puja se da principalmente porque los empresarios camioneros reclaman la libre disponibilidad del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), para que sea tomado como un crédito fiscal y el gobierno se niega.

Sin embargo, anoche la discusión habría cambiado de rumbo ya que durante la reunión, el gobierno nacional ofreció a los camioneros utilizar el gravamen para el pago de los impuestos a las Ganancias y a la ganancia mínima presunta y los empresarios habrían reclamado su eliminación directamente.

Los empresarios también exigen una rebaja de las tarifas de los peajes y en el caso de Santa Fe se oponen a que los municipios los cobren porque consideran que es una tasa más, pero en estos puntos estarían dispuestos a ceder, indicaron las fuentes.

En la reunión realizada en el Ministerio de Infraestructura, estuvieron presentes, además de Gallo, el subsecretario de Transporte Terrestre, José Carballo, y el director de Aduanas, Omar De Virgilia, por parte del Gobierno.

Por parte de los transportistas, estuvieron el titular de la Confederación Nacional del Transporte Argentino, Francisco Wipplinger; el secretario de la Asociación de Transporte de Cargas Internacionales, José Bocardo; y representantes del gremio de choferes de camiones.

La Sociedad Rural Argentina (SRA) anunció ayer que hará una presentación judicial para que se garantice la libre circulación de los camioneros por las rutas del país y pronosticó "problemas de abastecimiento" para la semana próxima.

"Entiendo que los camioneros tienen todo el derecho del mundo a protestar pero me parece una barbaridad que se trate de impedir el tránsito de los que quieren trabajar o de los que transportan productos perecederos que hay que entregar sí o sí", sostuvo el presidente de la entidad, Enrique Crotto.

En tanto, la protesta mostraba en las principales rutas del país y en las cercanías de las ciudades más importantes una significativa cantidad de camiones parados al costado de las rutas, en una cantidad que oscilaba entre 100 y 150 unidades de carga, según los informes suministrados por los organizadores.

En la provincia de Buenos Aires, fuentes policiales estimaron que los transportes de carga estacionados al costado de las rutas nacionales y provinciales alcanzaban a las mil unidades. En Santa Fe, en tanto, indicaron que se detectaron unos 15 piquetes de camioneros en las rutas principales de la zona sur.

Uno de los síntomas del acatamiento a la protesta de los transportistas se notó en el Mercado de Hacienda de Liniers al que ingresaron nada más que 42 camiones, cuando el promedio diario, para una jornada de actividad normal, es de 250 a 300.

Cinco detenidos en Junín

LA PLATA (DyN).- Cinco integrantes de un piquete de camioneros que se encontraban en Junin fueron detenidos acusados de intentar frenar a piedrazos el paso de una caravana de camiones de carga que no se plegó al paro de transportistas, informó la policía.

El hecho ocurrió ayer en la intersección de la ruta nacional 188 y provincial 65 en jurisdicción de Lincoln, en la provincia de Buenos Aires, a unos 450 kilómetros al noroeste de la Capital Federal.

La detención se generó cuando tres unidades de transporte intentaron pasar por un lugar en donde había otros camiones plegados al paro en la banquina que se habrían encontrado en actitud de interrumpir el paso.

El desabastecimiento se notará desde el lunes

El fantasma del desabastecimiento comenzó a sobrevolar en las distintas zonas del país y la región de Neuquén y Río Negro no estuvo ajena.

El paro del transporte de cargas tiene fuerte incidencia, más allá de que distintas entidades del interior resolvieron no adherir. Hasta anoche eran muy pocas las empresas que mandaron sus camiones a traer carga desde Buenos Aires, porque en medio del conflicto temen que se dañen sus unidades.

El gran temor, hasta ayer, era el desabastecimiento a partir del lunes si es que el paro se mantiene, porque indefectiblemente quedarán sin actividad no sólo los que adhieren, sino también los que no lo hacen.

Sin embargo, consultas realizadas ayer con mayoristas de Roca, indicaron claramente que hay productos que están faltando, que no hacen a los artículos de primera necesidad, pero sí aquellos que habían sido solicitados a Buenos Aires y debían llegar en estos días.

"Mire, la situación se complica, porque el que no para igual no viaja por precaución", sostuvo un empresario.

Según se supo, una cadena de supermercados de la región anticipó la llegada de mercaderías durante la semana que termina para evitar el desabastecimiento si es que la medida se prolonga.

Manuel Sánchez, titular de la Asociación de Propietarios de Transportes de Cargas en la región, explicó ayer que su sector no había resuelto todavía plegarse a la medida y que la postura la iban a fijar recién esta tarde.

De todos modos, afirmó que "el paro es totalmente justo, no se puede creer que en cuatro meses el gas oil haya aumentado en la forma que lo hizo y cuando baja el petróleo la reducción sea de un centavo. Es una tomada de pelo, así de grave".

Sánchez reclamó que por cada litro de gas oil los transportistas tengan 12 centavos de crédito fiscal, como una medida que permita aliviar la crisis. (AR)

Lo que falta y lo que hay

Productos lácteos, medicamentos, pastas, materiales de construcción y alimentos secos en general son los primeros productos que comenzarán a faltar de los comercios del interior del país ante el anuncio de la continuidad del paro del transporte.

De todos modos, algunos de ellos ya no están en las góndolas desde hace unos dos días, cuando varios camiones de la región fueron en busca de mercaderías y no regresaron.

Según estimaron ayer desde un supermercado de Roca, con la existencia de productos no perecederos no habría dificultades hasta dentro de 10 días, aunque sí las habría para aquellos que se vencen. La alternativa del avión es considerada por los empresarios como muy valiosa, porque permitirá superar urgencias, aunque a un costo mucho mayor.

Ayer se especulaba con que los supermercados con depósitos propios en la región podrían "aguantar" más el paro, aunque de todos modos podrían sentir las consecuencias en poco tiempo. Con el combustible aún no hay dificultades. (AR)


Comentarios


No hubo acuerdo con los transportistas, que mantendrán el paro