No hubo milagro y Gimnasia se despidió

Colo Colo le ganó a domicilio y el global terminó 6-1. El "Lobo" fue una sombra. Nunca complicó a su rival.



#

Gimnasia se encontró con una de las mejores versiones de Colo Colo y le dijo adiós a la Copa Sudamericana. Es cierto que el “Lobo” tenía que dar el catastrófico 1-4 de Santiago de Chile, pero también es verdad que este equipo de Claudio Borghi tiene mucho aplomo y categoría, tal vez, al nivel del que fue campeón de la Libertadores en 1991.

La revancha por los cuartos de final se disputó en el Estadio Unico de La Plata y finalizó 2-0 para el Cacique.

Como indicaban los pronósticos, el dueño de casa salió con todo. Pedro Troglio plantó un 3-4-3 y su equipo fue al frente, pero varios jugadores se “pasaron de rosca”, pegaron demasiado y debieron marchar a los vestuarios, con tarjeta roja. Basualdo, Silva y Leguizamón estuvieron en la cancha de regalo.

En lo futbolístico, Gimnasia llegó más, pero el rival se las ingenió para complicar de contragolpe. Suazo, la pesadilla en Chile, y Sánchez fueron amenazas constantes para la desequilibrada última línea de los platenses. El 0-0 con el que se fueron al descanso fue un negoción para la visita.

Si el empate era bárbaro para el Cacique, qué decir con el gol logrado a los 2 minutos del complemento. Suazo no falló y de penal puso la ventaja para los chilenos. En ese momento, el “Lobo” tenía que hacer cuatro para ir a penales. Imposible.

A partir del gol, el dueño de casa quedó nocaut. Se descontroló por completo y casi no llegó al arco de “Terremoto” Cejas.

El visitante tuvo otra chance

desde los 12 pasos, pero Juan Carlos Olave le contuvo el penal a Fernández y provocó los únicos aplausos de la noche.

Desde ahí hasta el final, todas las palmas fueron para Colo Colo, que jugó un partido enorme, manejó la pelota con mucho criterio y se encaminó a una clasificación muy cómoda.

Gimnasia, todo lo contrario. Se dedicó a pegar, sufrió dos expulsiones y no tuvo respuestas para ir a buscar la heróica.

Encima, llegó el segundo, por intermedio de Fierro y así finalizó la participación de los platenses en la copa. El semifinalista se llama Colo Colo, que no hizo más que confirmar la superioridad mostrada en su cancha.

 

” El primero: Paranaense de Curitiba goleó 4-1 a Nacional de Montevideo y se metió en las semifinales de la copa.

Su rival saldrá del duelo entre Pachuca y Lanús, que se definirá la próxima semana y tiene a los mexicanos como favoritos, porque ganaron 3-0 en el sur bonaerense.


Comentarios


No hubo milagro y Gimnasia se despidió