No le alcanzó con la pasión

Guerrieri terminó tercero y volvió a ser subcampeón. Título para Vautier.

#

Gentileza(Foto: Esteban hizo un gran certamen pero se quedó con ganas de festejar. )

La pasión impulsó a Esteban Guerrieri en su segunda temporada en Indy Lights, la segunda categoría de monopostos de los Estados Unidos. Luchando en cada prueba, el argentino puso todo hasta el final del certamen, pero no alcanzó para lograr el título. El pasado sábado fue tercero en Fontana y se tuvo que conformar con el subcampeonato. En 2011 brilló con el Sam Schmidt Motorsport, y se convirtió en el debutante del certamen. Fue subcampeón y en alguna medida, eso le permitió ilusionarse con el pase a la Indy Car. Pero el presupuesto, ese fantasma que persigue a tantos pilotos y deportistas argentinos, se convirtió en el impedimento para dar el gran salto. Lejos de desanimarse, Esteban optó por el plan B, que era volver al SSM, con el apoyo de la ACTC, hacer otro torneo más en Indy Lights. El desarrollo del certamen para Guerrieri fue en líneas generales parejo, de acuerdo a las estadísticas de resultados finales. Si bien no logró ninguna pole position, subió al podio nueve veces en 12 presentaciones y nunca se cayó del Top 10, siendo su peor resultado un octavo lugar. La victoria en Iowa por la séptima fecha fue la última vez que el auto de Esteban rindió bien. Después, no respondió a las expectativas, mientras pegó un salto el francés Tristan Vautier, su compañero de equipo y su principal rival. La ronda final en Fontana no fue la excepción, y aunque Guerrieri subió al podio otra vez, el auto no estuvo a la altura para pelear por la victoria. No pudo ser, pero igual el argentino demostró su enorme talento.


Comentarios


No le alcanzó con la pasión