No les llegó la ayuda celestial

Inter ganaba, pero el Valencia se lo empató. Al Barça le fue bastante peor.




#

El

Acostumbrado a las mieles del éxito, ver al Barcelona en crisis parece cuanto menos atípico.

La derrota que ayer le propinó el Liverpool a domicilio, por los octavos de final de la Liga de Campeones, no hizo más que confirmar que la tranquilidad escasea en el plantel de Frank Rijkaard. El efecto Eto'o hizo mella y ahora muchos son los interrogantes.

Algunos datos para entender la trama del conflicto: El Barça ganaba y se floreaba (con gol de Deco) en el Nou Camp, pero de golpe sufrió una repentina amnesia, perdió su fútbol y los ingleses se lo dieron vuelta con tantos de Craig Bellamy y John Arne Riise, un dúo que venía de un altercado entre ellos que casi termina a las trompadas; además, el 'azulgrana' no caía en su cancha por copas europeas desde abril de 2003 (Juventud, por la Liga de Campeones).

Barcelona, con Ronaldinho, Messi, Saviola y demás, con toda la carne al asador, no supo resolver el partido y terminó complicando su pase a la siguiente ronda, ya que ahora deberá viajar a Inglaterra para mantener intacto el sueño de la clasificación y el 'Bi'.

En otro de los partidos destacados de la jornada, el Inter de los argentinos estuvo dos veces arriba en el marcador, pero Valencia no se dejó amedrentar y logró llevarse un empate del feudo del equipo (el San Siro) que hoy es la sensación de Europa, que es record con 16 victorias al hilo en el torneo local, pero que ayer no supo escaparle a la telaraña que le tejió el complicado equipo español.

Entre los destacados, cuando no, estuvo el 'Cuchu' Esteban Cambiasso, que abrió el marcador a los 29 minutos. La primera igualdad la colocó David Villa, el 2-1 fue obra del brasileño Maicon (tras buena cortina de Julio Cruz, que ingresó por Crespo) y el resultado final sellado por David Silva.


Comentarios


No les llegó la ayuda celestial