No más camiones por la avenida

Vecinos de Zapala prometen volver a cortar el tránsito.




ZAPALA (AZ).-El grupo de vecinos del barrio Don Bosco que mantuvo cortada el viernes la avenida Avellaneda en rechazo al creciente tránsito de camiones cargados por esa arteria, advirtió que endurecerá su postura en caso de que no existan respuestas oficiales. Según revelaron, esta situación provoca rajaduras en las viviendas y veredas y complica el descanso ya que el flujo de vehículos pesados es permanente durante las 24 horas.

Hartos de no obtener ninguna solución concreta de parte de las autoridades municipales, varias familias del barrio Don Bosco se apostaron el viernes sobre la avenida Avellaneda en dos sectores cerrando el paso de camiones. El resto de los vehículos pudieron transitar sin inconvenientes.

"Es una vergüenza, mientras el municipio coloca carteles que prohíben el paso de camiones, nadie los respeta y los principales perjudicados somos los vecinos", señaló uno de los manifestantes.

Al parecer, el constante transitar de rodados de carga en la zona de la fábrica de cemento Loma Negra y otras industrias cercanas hace que las estructuras de las viviendas ubicadas allí se resientan de manera considerable. De hecho, son numerosas las casas que presentan quebraduras en diferentes sectores que sus pro

pietarios atribuyen al tránsito pesado.

La situación fue alertada en más de una oportunidad por los dirigentes que encabezan las comisiones vecinales pero desde la comuna las respuestas brillaron por su ausencia. La gota que terminó por colmar la paciencia de los habitantes del barrio fue la reunión que se llevó a cabo el jueves pasado entre las autoridades locales y representantes de los transportistas a la que no fueron invitados.

"Ni siquiera nos avisaron, es una falta de respeto para todos nosotros", cuestionó otro de los protagonistas del corte.

Además del peso que transportan estos camiones, los vecinos se quejaron de que circulan a alta velocidad sin ningún tipo de control de parte del Ejecutivo.

"Ahora empiezan las clases y queremos evitar que esto termine en alguna tragedia con un chico", sostuvo otra persona en declaraciones a la FM del Alto de esta ciudad.

Por su parte desde el bloque legislativo del MUN se lanzaron duras críticas contra la administración del intendente Raúl Podestá.

"Esta es una clara responsabilidad de una comuna que carece de un plan estratégico que permita combinar el desarrollo económico con el bienestar de los vecinos", sostuvo la edil Patricia Torres.

La concejal reveló que mientras desde el municipio se tejen acuerdos parciales con los representantes del sector transportista "se sigue sin escuchar a la gente".

Torres agregó que "existen posibilidades de resolver esta problemática que no es nueva pero se requiere de un fuerte compromiso político".


Comentarios


No más camiones por la avenida