No puede irse, pese a orden de desalojo



CIPOLLETTI (AC).- Una mujer teme ser desalojada del departamento donde vive con sus dos hijos, uno de ellos con un problema de discapacidad. El inmueble está en una situación de irregularidad y la dueña se lo reclama desde hace tiempo. Hace unos días fue informada sobre la orden judicial pero el municipio intervino y consiguió una prórroga hasta diciembre. Adriana Pepe decidió dar a conocer la situación que atraviesa y pidió ayuda para no ser desalojada. La mujer es docente y vive en un departamento de las 1.200 Viviendas. Tiene una hija de 8 años y un adolescente de 17, que padece una enfermedad y debe ser cuidado de forma permanente. La mujer alquiló el departamento hace unos seis años pero después empezó un extenso conflicto con la titular del inmueble. Este medio averiguó las causas del desalojo y desde la Justicia Civil se explicó que el contrato de locación se firmó por dos años en mayo del 2006. En el 2008 hubo una mediación pero fracasó y al tiempo la titular inició la demanda. Adriana se quedó en el inmueble por la situación de irregularidad. En principio la dueña violó la normativa del IPPV que prohibe la locación, pero después consiguió un permiso para alquilarlo hasta obtener la escritura. Después de varias cartas documento, la Justicia estableció un plazo para que Adriana deje la vivienda. La fecha limite fue el 30 de agosto. Sin embargo la mujer aseguró ayer que está atravesando una situación muy complicada y pidió que contemplen la enfermedad de su hijo. “No lo puedo sacar de un momento para otro porque necesita cuidados especiales”, indicó. Además argumentó que no tiene familiares y que tampoco puede alquilar en otro lugar. Adriana está esperando que le otorguen una vivienda del IPPV pero no tiene certezas acerca de cuando se entregará la casa que le adjudicaron.


Comentarios


No puede irse, pese a orden de desalojo