No pueden estudiar por falta de espacio

Casi 300 vecinos de Cutral Co no ingresaron a la escuela nocturna porque no hay matrícula



CUTRAL CO (ACC).- Son casi 300 los aspirantes a ingresar al CPEM Nº 43 que están imposibilitados de hacerlo, por la falta de matrícula. La escuela nocturna tiene su capacidad saturada desde hace años y hoy los 750 alumnos integran cursos que tienen un promedio de 47 estudiantes. Las autoridades y los propios damnificados por no tener acceso a la escuela solicitan la urgente creación de un anexo.

La inscripción provisoria que realizaron las autoridades del establecimiento -único que tiene horario nocturno para las dos localidades- llega al cupo de 268 personas. Esta situación no es nueva, si no que data de años anteriores y tiende a agravarse en el caso de no encontrar una alternativa de solución.

El director del CPEM Nº 43, Jorge Alvarez, explicó a "Río Negro" que la gravedad del problema tiende a transformarse en incontenible. Existen vecinos que quisieron inscribirse el año anterior y no tuvieron lugar, volvieron ahora y se enfrentan a un panorama idéntico y que puede repetirse el próximo.

"El mensaje social que damos es que si no se forman o capacitan, difícilmente puedan ingresar al mercado laboral. Pero cuando toman la decisión de hacerlo se encuentran que no tienen donde y hay gente que se pone muy mal y con razón", mencionó Alvarez.

Otra de las cuestiones que no todos conocen es que las escuelas con régimen nocturno, pueden inscribir a los alumnos desde los 16 años y no sólo aceptar para adultos. Aunque no son mayoría, sí hay chicos de 18 años que debieron salir a trabajar, y entonces necesitan estudiar de noche.

Además, la escuela debe dar prioridad a los repitentes del propio establecimiento -que en este caso todos ingresaron excepto en 3º año- y luego para el resto de los aspirantes. Pero el espectro de postulantes es muy amplio: existen casos de adultos que culminaron la enseñanza primaria a la noche y quieren continuar con el secundario. Se suman quienes hace diez años o más abandonaron los estudios y se proponen retomarlos.

El problema de la gran demanda que tiene el CPEM Nº 43 no es nuevo y se refleja en la importante matrícula que tienen las dieciseis divisiones habilitadas. El alto número de estudiantes por aula conlleva otro inconveniente: ante el excesivo número y las incomodidades que se generan, comienza la deserción.

"Ante la situación se trata de dar una solución y no ayuda a lo pedagógico que necesita el proceso de enseñanza-aprendizaje. Empieza la terrible lucha de evitar la deserción: una cosa se contradice con la otra porque colocar 50 alumnos, implica que se llevará al alumno al abandono", graficó Alvarez.

La única alternativa que las autoridades advierten como viable, es la creación de otro anexo o la habilitación de otra escuela nocturna que funcione en un edificio distinto. El CPEM Nº 43 fue inaugurado en el '92 pero desde hace años funcionaba como un anexo del diurno CPEM Nº 6 y hasta hoy ocupa las mismas instalaciones. Desde su inicio contó con una matrícula promedio de 700 alumnos.

Mientras tanto, la problemática está planteada por las vías administrativas normales ante la delegación local del Consejo Provincial de Educación. También se presentó un planteo ante el Concejo Deliberante local.

Los ediles se hicieron eco del problema y aprobaron una resolución en la que invitan al ejecutivo a interceder ante la provincia para encontrar una respuesta. Invitaron a sus pares de Huincul, a sumarse a la iniciativa porque de los resultados positivos se verán beneficiados los vecinos de las dos localidades.


Comentarios


No pueden estudiar por falta de espacio