No quieren perder el control de las retenciones

El kirchnerismo ofrece dar "tratamiento diferencial" al tema en el Congreso. Busca asegurarse que una baja del tributo sea sólo atribución del Ejecutivo.





Consciente de que la relación de fuerzas en el Parlamento amerita una nueva disposición en la relación con la oposición y la presión del campo, el diputado K Agustín Rossi aseguró ayer que el gobierno está dispuesto a darle un «tratamiento diferencial» a la discusión en torno a las retenciones.

Se trata de una tibia concesión del oficialismo en el debate por las facultades delegadas. Pero quiere dejar las retenciones en el mismo nivel actual y en manos del Ejecutivo. El Congreso sólo tendría intervención en el caso de un eventual aumento.

Esa fue la carta que mostró ayer el gobierno para las discusiones que se darán desde el miércoles en el Congreso. Y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, añadió que deberán «regular» sus «propias fuerzas» y «trabajar con circunstanciales aliados» que necesitarán si quieren lograr el objetivo .

El campo también delineó su estrategia. La Mesa de Enlace concurrirá hoy al Congreso para participar de una nueva reunión de la Comisión de Agricultura de Diputados. Pero retomó la posibilidad de recurrir a «la vía judicial» para resolver los reclamos que si allí no lo consiguen. (Ver recuadro)

La intención del oficialismo apunta a que se prorroguen por un año todas las facultades delegadas, pero que Código Aduanero tenga un tratamiento especial sólo en lo referido a retenciones agropecuarias.

En este punto, la propuesta oficialista será dejar la facultad en manos del Poder Ejecutivo «para el caso en que decida bajar esos derechos de exportación», dijo el jefe de la bancada oficialista en Diputados, Agustín Rossi. Pero «en el caso hipotético que pudiese decidir subir esos derechos de exportación, que tenga obligatoriamente que enviar una ley al Congreso», completó.

«Que las retenciones se puedan bajar, pero no aumentar sin una ley del Congreso», resumió la diputada Camaño, quien ratificó que el oficialismo busca además prorrogar el resto de las facultades delegadas: son 1.901 leyes dictadas desde el siglo XIX que incluyen desde el poder de fijar el precio de las monedas extranjeras (una norma del año 1875) hasta la facultad de autorizar el funcionamiento de hipódromos o casas de apuestas o el funcionamiento de la Prefectura Naval. Pero también parte de las atribuciones del Banco Central.

La oposición, en cambio, reclama que el Congreso recupere todas las facultades que delegó en el Ejecutivo. Entre ellas, la de reducir la alícuota de las retenciones.

Los principales temas de la agenda de Diputados se vinculan con la delegación de facultades del Congreso al Poder Ejecutivo, la vigencia de retenciones a productos agrícolas y una serie de iniciativas para favorecer el crecimiento de la actividades agropecuarias reclamados por sectores del campo.

En la primera línea de las urgencias también están inscriptos los reclamos opositores por los incrementos de los valores del gas en todo el país. (Ver abajo)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
No quieren perder el control de las retenciones