No se le cayó una idea

Boca mostró un nivel muy pobre ante Zamora.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

1
#

2
#

El ex River, Darío Figueroa, trata de pasar la dura defensa Xeneize. El arco en cero fue el único punto positivo del Xeneize en su debut copero.

Boca dejó pasar una gran chance en la Copa Libertadores. Es cierto que en esta competencia los puntos de visitante valen oro, pero noche era para volver con tres. Por momentos, Zamora pareció un equipo amateur, pero igual logró empatarle al campeón argentino. Fue 0-0 en el debut de ambos en el grupo 4.

El primer disparo al arco del Xeneize fue a los 34, luego de una buena maniobra entre Riquelme, Rivero y Silva, que terminó con un débil disparo del punta uruguayo. Hasta ese momento, el campeón argentino mostró poco y nada, ante un rival que casi no atacó y fue muy limitado.

Como ocurre en el torneo doméstico, Boca se conforma con poco. Hace circular la pelota y busca a Riquelme para que meta un pase preciso. Sin embargo, JR aparece poco y por eso no genera muchas chances. Después de esa maniobra de Silva, el equipo se dio cuenta que podía usar las bandas y Erviti complicó con un par de llegadas hasta el fondo. Poco, muy poco mostró el Xeneize en sus primeros 45 minutos coperos.

La historia cambió muy poco en el arranque del complemento, aunque Erviti confirmó su buen momento. Intentó siempre, cam-bió de ritmo y buscó a Silva de manera permanente, aunque el Pelado no encontró la manera de filtrarse entre los centrales.

En medio de un aburrimiento total, el local se animó y llegó un par de veces. En especial, con el ingreso del colombiano Córdoba, que exigió a Orión con un cabezazo. La otra, un buen tiro libre de Torres que pasó cerca.

En los últimos 10, Boca se la jugó, pero no pudo. Lo tuvo Schiavi de cabeza, pero falló, Sosa tuvo se mandó por derecha y optó por “tirarse a la pileta” en lugar de mandar el centro y Silva, en los últimos segundos, contó con la más clara de la noche, pero su cabezazo dio en el palo.

El Xeneize tuvo un flojo debut en la Copa. Sumó, es cierto, pero debió volverse de Venezuela con los tres puntos, porque difícilmente se encuentre con un rival más flojo en esta primera fase. De movida, Falcioni deberá buscar la manera de mejorar ante Fluminense y Arsenal, que seguramente le darán más pelea.

AP

copa libertadores


Comentarios


No se le cayó una idea