No se sabe con certeza quién mató al mylodon



Hajduk no se anima a asegurar que el mylodon haya sido cazado por los aborígenes que poblaron el sitio, aún no tiene una prueba de ello. Es más, no descarta que los indios hayan asado ejemplares muertos por las garras de otras bestias. El mylodon convivió con panteras, tigres dientes de sable, megaterios e hippideumes (caballos americanos), todos del período cuaternario, extinguidos luego de la última glaciación. Fue precisamente ese fenómeno el que provocó el descenso del nivel de los mares y que las aguas se retiraran del sector que hoy conocemos como Estrecho de Behring, creando un puente terrestre que unió a Asia con América del Norte. Hace unos 30.000 años, los primeros grupos humanos de cazadores-recolectores nómades ingresaban a América del Norte a través de esta vía de comunicación. Avanzaron paulatinamente hacia el sur, en un épico proceso de exploración y ocupación. El ambiente de la Cordillera Patagónica no siempre fue como el que hoy conocemos. Hace unos 14.000 años, los hielos ocupaban buena parte de la zona de los lagos. En ese momento, hacia el final de la era geológica denominada Pleistoceno, comienza el retroceso de los frentes de glaciar, que culmina hacia el 11.000 y los hielos se restringen a su posición actual. Los 'descendientes' de aquellos humanos alcanzaron el extremo sur de la Patagonia, hace unos 12.000 años. Sus vestigios materiales son mejor conocidos a través de los hallazgos realizados en sitios arqueológicos de la región de Magallanes (Chile). Estos cazadores alcanzaron a conocer a los últimos grandes mamíferos del Pleistoceno, extinguidos en la Patagonia hace unos 10.000 años. Supieron aprovechar como alimento algunos de estos animales, especialmente el caballo, mastodonte y milodonte aunque en esta época y hasta tiempos históricos su principal sustento fue el guanaco y otras especies. Para la obtención de estas presas utilizaban armas arrojadizas con puntas de piedra, denominadas "cola de pescado" por su forma. Adam Hajduk cree que en los rincones a los que todavía no se llegó hay más huesos de los bichos que fueron a asados en el fogón de la cueva.

  Nota asociada: Hallan uno de los asentamientos más antiguos de la Patagonia  


Comentarios


No se sabe con certeza quién mató al mylodon