Noche de empate en la Legislatura

Verani no pudo retirar su proyecto de reforma política, pero logró el polémico veto



VIEDMA (AV) -La reforma política promovida por el gobernador Pablo Verani seguirá en la Legislatura y tendrá tratamiento en la próxima sesión.

Anoche los diputados no veranistas y la oposición parlamentaria ratificaron debatir esa iniciativa que elevó el mandatario, pero que después pidió el retiro de la Legislatura por las demoras y reformas planteadas.

Por el contrario, quedó firme el veto de Verani de la legislación que obligaba a elecciones internas abiertas y simultáneas. Los diputados de la oposición integrada por el no veranismo, PJ y otras fuerzas, no lograron los dos tercios necesarios para ratificar aquella ley que la Legislatura aprobó dos semanas atrás.

Nuevamente, las diferencias del oficialismo se constituyeron en veedores de las decisiones legislativas.

El bloque no veranista -que lideran Bautista Mendioroz y Fernando Chironi- compartió posiciones con la oposición y no permitió así que Verani retirara su reforma política, que modifica el sistema electoral, fija pautas de financiamiento y reduce los requisitos para crear partidos y, entre otras cosas, limita las campañas.

Esos votos opositores no sólo evitaron el retiro sino que determinaron que ese proyecto de Verani ya tenga tratamiento en la próxima sesión.

Como última opción, el titular del bloque veranista, Miguel Saiz, insistió en que la iniciativa pertenece al Poder Ejecutivo y reclamó que el forzado tratamiento deberá evaluarse en las comisiones.

Mientras tanto, el radicalismo se repitió en encuentros para disminuir los decibeles del enfrentamiento interno. Ayer, Verani se reunió -tres veces- con Jorge Pascual y Fernando Chironi. No existieron mínimos entendimientos. Tal es así que el no veranismo no asistiría a la Convención de mañana y el sector rojo y blanco modificaría el llamado a la interna, dejándola sólo para la fórmula gubernamental.

En la Legislatura, las rencillas de los radicales sólo pasaron a segundo plano frente a la reacción cuando Guillermo Wood (Frente Grande) cuestionó que el veto a las internas abiertas y simultáneas era producto de una "persona desequilibrada", a la vez que calificó el hecho como de "inmoralidad cívica, un acto brutal y machista".

Los radicales cuestionaron esos dichos, desde el veranista Osvaldo Gimenez al mendiorista Iván Lazzeri ("es agraviante"). Edgardo Corvalán entendió esa calificación como "irrespetuosa e insolente" que parte de alguien que "se robó una banca".

La veranista Olga Massaccesi pidió una aclaración, entonces Wood explicó que su evaluación de "desequilibrado" era política y no tenía que ver con una evaluación personal de Verani.

Anteriormente, el justicialista Javier Iud consideró al veto como un "hecho arbitrario", Silvia Jáñez defendió con vehemencia esa iniciativa propia y Guillermo Grosvald advirtió que los fundamentos de Verani tiene una "visión totalitaria".

Saiz defendió la facultad del Ejecutivo de convocar a elecciones y cuestionó el rechazo en la última sesión de habilitarlo para llamar para enero o febrero.

El diputado Eduardo Chironi alertó de "un proceso electoral tramposo" y habló de un acuerdo de impunidad de Verani con Carlos Soria y Julio Arriaga. Cerraron Regina Kluz, Juan Manuel Muñoz y Fernando Chironi. En la votación nominal las adhesiones del veranismo, Carlos González (MPP), Kluz y el justicialista Juan Boloncci, fueron suficientes para confirmar el veto.


Comentarios


Noche de empate en la Legislatura