Noche plena para los sentidos en el Llao Llao

Hablar de gala evoca brillo, exquisitez, refinamiento y mucho glamour.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La propuesta de la XIII Semana Musical para el lunes por la noche fue una gala escenificada: un espacio ideal para el teatro lírico que reunió en una misma representación pasajes musicales simbólicos de la historia de la ópera.

Un programa delicioso, que reunió a los mejores compositores del género a través de arias y fragmentos de sus obras cumbres, en una selección que permitió tanto el lucimiento personal de los cantantes como el grupal en la interrpretaciones teatrales desplegadas sobre el escenario.

La del lunes fue una noche fantástica, con toda clase de estímulos para los sentidos.

El dramatismo, la dulzura, el romanticismo, la picardía y la alegría que prodigaron convicentes personajes desde el escenario -interpretados con intensidad por los artistas de Juventus Lyrica- se acentuaba con los trajes de época y el colorido de las capas utilizadas en distintos pasajes.

No menos importante fue el exquisito menú servido en el ambiente más hermoso del Hotel Llao Llao, el salón Bustillo, que también fue vestido para la ocación. Salmones, fiambres, variados quesos combinados con frutas, terrinas de pescado, delicadas sopas y ensaladas frescas fueron la entrada degustada entre acto y acto de la Juventus Lyrica.

El plato fuerte -además de la ópera- permitía elegir entre un sabroso cordero en reducción con vegetales o un delicioso pollo presentado con arroz azafranado y camarones, tras lo cual hubo lugar para exquisiteces de chocolates y frutas.

Todo regado con los mejores vinos.

Los artífices de la impactante gala fueron la soprano Soledad De la Rosa, la mezzosoprano Eugenia Fuente, el tenor Norberto Fernández, el barítono Fernando Grassi, cuatro voces generosas, vibrantes, magníficamente trabajadas, acompañados por el pianista Juan Pablo Scafidi.

Cada pasaje, cada aria interpretada fue un deleite para los oídos, como la espectacular dupla lograda por De la Rosa y Fernández en "¡Hoffmann! -Antonia!" de la obra d J. Offenbach o el aria de "Don Giovanni", de Mozzart, interpretada por Grassi.

Uno de los momentos más bellos lo protagonizaron las dos cantantes femeninas -De la Rosa y Fuente- en la recreación del dúo de "Lakmè y Mallika", de la ópera de Leo Délibes, donde lograron una amalgama de voces que fue "para llorar de amor".

El verdadero postre, sobre el cierre fue la potente interpretación del aria de "Rigoletto", de Giuseppe Verdi -"Un dì, se ben rammentoni / Bella figlia dellamore"- que reunió sobre el escenario a los cuatro cantantes.

La brillante interpretación permitió apreciar en toda su amplitud la genialidad de la obra de Verdi anticipada Pola Suárez Urtubey, "el milagro" de reunir a cuatro actores, con cuatro líneas distintas y diferentes sentimientos en un conjunto de una armonía "sensacional".

Obsequios de primavera

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los dos conciertos gratuitos brindados en el marco de la XIII edición de la Semana Musical Llao Llao fueron verdaderos obsequios de primavera en el imponente marco del histórico hotel.

Músicos talentosos como el consagrado Cuarteto Tartini la brillante Lucía Luque pusieron todo sí de sobre el escenario para deleitar a un público ávido de la mejor música clásica.

El martes, al mediodía, los eslovenos Miran Kolbl (primer violín), Romeo Drucker (segundo violín), Aleksandar Milosev (viola) y Milos Mlejnik (violoncelo) tuvieron su segunda intervención en el festival luego del deslumbrante concierto de apertura compartido con Rafael Gintoli y Paula Peluso.

La presentación fue igual de magnífica, los instrumentistas volvieron a hacer gala de su talento y equilibrio en la ejecución de un repertorio denso con pasajes en los que sonaron "como un solo instrumento de 16 cuerdas".

La interpretación del "Cuarteto en Re menor KV421" de Mozart impactó al heterogéneo público que nutrió la sal, con una importante participación de la comunidad eslovena local.

En la obra de Beethoven elegida ("Cuarteto en Do sostenido menor") también mereció admiración la dinámica y precisa ejecución del diálogo entre los violines, la viola y el violoncelo. Luego llegaron los bises con un interludio de Glazunov obsequiados con alegría por los eslovenos al auditorio.

El concierto de la maravillosa violinista Lucía Luque, el mediodía del domingo, fue otro momento de gozo pleno. La joven, de tan sólo 17 años, deslumbró con su talento en la ejecución del variado repertorio elegido, por su personalidad desbordante y su firme presencia en el escenario.

Junto al maestro Gerardo Casalino, dio un nuevo brillo al complejo "Ningum" de Ernst Bloch y el "Trino del Diablo" de Guiseppe Tartini. Su talento también quedó plasmado en "La Playera" de Bach (adagio), la "Jota navarra" de Sarasate, los "Aires Criollos" de Julián Aguirre, la polonesa de Wieniawsky y los dos bises de Paganini con que retribuyó los aplausos del público. El maestro Casalino, con su virtuoso piano, entregó el volumen musical adecuado al vuelo del violín de Lucía.

 

Solistas de la Camerata

Hoy, a las 20 será el turno de los solistas de la Camerata Bariloche, que darán realce a otra esperada "noche estelar" del Festival y brindarán un cierre apropiado a una jornada desbordante de música.

El itinerario comenzará al mediodía, en la Catedral, con la presentación de la orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad de Rosario. Estos talentosos jóvenes interpretarán la "Sinfonía Nº 9 en Mi menor" de Dvorak, bajo la batuta del profesor Daniel Cozzi. A las 18, en la sala de Prensa de la Municipalidad, el Trío Miraglia y la cantante Graciela Novellino recorrerán diferentes momentos del tango.

En tanto mañana, la primera cita de la agenda musical será a las 12, en el histórico hotel, donde el pianista Javier Albornoz interpretará a Bach, Schumann, Chopin, Ravel y Ginastera. A las 18, Diego Rapoport y "La Quarta +" protagonizarán una tarde de jazz abierta a todo público, en la sala de prensa del Centro Cívico. Y a las 20, el concierto estelar del Llao Llao se poblará de "clásica y tangos" con el virtuoso violín de Dora Schwarzerberg, el cello de Jorge Bosso y el piano de Eduardo Hubert. (AB).


Comentarios


Noche plena para los sentidos en el Llao Llao