Nonnenmacher aceleró a pleno y está alfrente en su división



Padeció con un problema en su auto, pero no aflojó y sueña.El reginense Martínez lidera la A-6 y Sánchez gana la general.

BARILOCHE (Raúl Bernal, enviado especial) - En otra gran demostración de su talento conductivo, pero con los dientes apretados por un problema en su auto que lo condiciona mucho para lo que aún falta, el reginense Miguel Nonnenmacher se quedó con la victoria en el Grupo N-3, después de cumplirse la primera etapa de la octava edición del Rally de los Lagos, que por el premio Jorge R. Recalde se disputó ayer por caminos aledaños a Bariloche.

Hubo otro reginense que lució en gran nivel, como fue Raúl Martínez, quien en un impecable trabajo se quedó con el triunfo parcial en la Clase A-6.

En la general está al frente, y con amplio margen, el tucumano Roberto Sánchez, mientras que en el Grupo N-4 manda el cordobés Pablo Dávila después de librar una verdadera batalla y el puntano Federico Schmidt se impone en la A-7.

Sin dudas, a falta del esperado duelo de talentos entre Sánchez y Gabriel Raies, por el prematuro abandono el múltiple campeón argentino, el trabajo de los pilotos regionales acaparó buena parte de la atención de los aficionados.

Y no sorprendió que de movida nomás el "Nene" Nonnenmacher comenzará a dejar en claro que estaba dispuesto a buscar la victoria. Cumplió con su objetivo, aunque no le fue para nada sencillo.

Primero el local Carlos Bravo metió un "tiempazo", como para que lo tuvieran en cuenta, y después el santafesino Sergio Germani, se encargaron de exigir a pleno al reginense, quien una vez más asombró con su manejo y hasta se dio el gusto de recuperar el tiempo que perdió cuando en la segunda pasada en el tramo largo de Aeropuerto-Los Hornos tuvo que frenar a cero porque se encontró cruzado al auto del huenculino Alejandro Cancio, quien tuvo un día para olvidar muy rápido, a tal punto que abandonó.

El local Flavio Galindo en cuarto lugar, el cutralquense Jorge Angeloni sexto y el huinculino Alberto Pérez octavo, son los otros regionales que siguen en carrera.

En la A-6 lo del "Rauly" Martínez fue realmente muy bueno. De movida nomás se entreveró en los puestos de avanzada y ya en el segundo especial pasó a liderar las posiciones, que no abandonó hasta el final de la etapa.

Hay cuarenta segundos y fracción con su escolta Ariel Sánchez, por lo que la definición aún está abierta, pero si repite lo de ayer al reginense habrá que tenerlo en cuenta.

En esta división está tercero el local Horacio R. Estrada, aunque algo lejos de la punta. Cuarto está el neuquino Dante Berbel, sexto el cipoleño Jorge Grassano y séptimo el también neuquino Alejandro Pozzebón, quien sufrió un revolcón en el súper especial del final.

En la A-7 está ganando el puntado "Feco" Schmidt, escoltado por el cipoleño Carlos Valls, quien cumplió un trabajo impecable.

El local Hugo Douglas aparece cuarto, el neuquino Roberto Sranko quinto y el cipoleño Jorge Gentile sexto, después de volcar en "El Rebenque" y perder un tiempo valioso.

Una lástima los abandonos del reginense Marcelo Zóttele y el bolsonense Roberto Milohanich. Mientras estuvieron en carrera, dieron espectáculo y pelearon la punta.

Si fue tan bueno el duelo entre Nonnenmacher y Germani en el N-3, no se quedaron atrás los pilotos del Grupo N-4, donde hubo una batalla tremenda.

Apretados en los tiempos, el cordobés Pablo Dávila terminó prevalenciendo sobre su comprovincianos Esteban Goldenhersch y Marcelo Bugliotti, quienes prometen para lo que resta una dura lucha.

Y lo de Sánchez no admite discusiones, si ni siquiera le quedaron rivales, aunque nunca escatimó al acelerador para hacer disfrutar al público con su manejo y el especial ruido de su impecable auto.

Pasó la primera etapa del Rally de los Lagos y los regionales se convirtieron en protagonistas. Aún queda una etapa y aseguran que falta lo mejor.

Un final con tramos muy exigentes

BARILOCHE (Enviado especial) - Aparece como muy simple el diagrama de la segunda etapa del octavo Rally de los Lagos, pero encierra una tremenda exigencia y seguro que demandará a los participantes un tremendo esfuerzo cubrir los casi sesenta kilómetros que habrá de velocidad pura, dividida en siete tramos especiales.

Y lo tienen muy claro los pilotos y navegantes, por los que todo se mantuvieron cautos a la hora de hablar de lo que se viene.

La decisiva etapa se pondrá en marcha a las 9.43, con un clásico de cada rally en Bariloche como es Colonia Suiza-Piscicultura. Tiene lo suyo, pero las mayores preocupaciones de los participantes se centran el Alta Patagonia-Robles Catedral y Cantera de Gómez-Nahuel Hue, porque aseguran que no permite excesos y se moverá bastante.

En definitiva, habrá que estar muy concentrados.

"Lo castigamos mucho al auto"

BARILOCHE (Enviado especial) - La alegría de sus familiares y simpatizantes chocaba con el rostro de preocupación de Miguel Nonnenmacher después de terminar la primera etapa del Rally de los Lagos. No era que al "Nene" no lo pusiera contento estar ganando el Grupo N-3, sino que le preocupaba el estado de su auto. "Lo castigamos mucho al auto, porque los caminos son muy exigentes. Se rompió un taco de motor. Paso lo mismo que en Misiones, así que no quedó más remedio que atarlo con cadena. Ahora, habrá que implorar para que aguante", apuntó el veloz piloto reginense, quien se cansó de firmar autógrafos y posar para las fotos.

Nonnenmacher destacó que "salvo el problema apuntado, el auto funcionó a la perfección. Pero, está el inconveniente apuntado que me tiene muy preocupado".

El reginense señaló que "el equipo me entregó un auto bárbaro y ya vieron cómo trabajaron en la asistencia para tratar de reparar lo que se rompió. Lo tuvimos que atar con cadenas, porque no se consigue el repuesto en ninguna parte del país. Esperemos que aguante, porque podemos ganar".

Otro reginense que está ganando es el joven Raúl Martínez, aunque lo suyo fue sin tantos padecimientos mecánicos. Hizo los deberes muy bien y su satisfacción en el parque cerrado estaba más que justificada. "No esperábamos estar tan arriba, pero de movida salieron los tiempos y eso nos dio mucha confianza", comentó "Rauly".

Enseguida agregó que "el auto es una maravilla. Sólo tuvimos el problema de la rotura de una goma en una etapa que fue tremenda".

En relación con lo que falta, expresó que "estoy muy tranquilo y creo que todo el equipo también. La consigna es tratar de repetir este trabajo parcial. Con apenas dos carreras en la categoría, y más participando en una prueba por el Argentino, es para estar conforme".

•Sin autos: Aunque cueste creerlo, la Asociación Deportiva Automovilística de Bariloche (ADAB) se quedó sin los autos "0" y "00", también sin la barredora.

Los dos autos que habrían el camino -uno manejado por el actor y también piloto Juan J. Camero- tuvieron problemas mecánicos, mientras que la barredora se dio vuelta y tuvo que abandonar en forma prematura

Además de Camero, también se lo vio seguir la carrera con atención al ex campeón argentino Wálter Suriani y al cordobés Jorge Bescham.

Pérez marcó la diferencia

BARILOCHE (Enviado especial) - El local Diego Pérez aparecía en la previa como uno de los candidatos a la victoria en la Clase A-1, que compite sólo por el certamen regional en el Rally de los Lagos. Y al término de la primera etapa, no solo confirmó los pronósticos, sino que dejó en claro que aparenta estar en otra dimensión.

El barilochense fue el gran dominador de una categoría que sufrió más de la cuenta para poder completar todo el recorrido.

No era para menos las quejas de los pilotos y navegantes que se escucharon en la zona del parque cerrado, ya que el paso de los autos de mayor potencia dejaron muy complicados los caminos. Y la categoría menor sufrió la consecuencia.

Hubo siete abandonos y apenas cinco son los pilotos que siguen en carrera, cuando aún queda la parte más dura por delante.

Pero más allá de lo apuntado, por méritos propios Pérez se encargó de marcar la diferencia y dejar en claro que sólo un imponderable mecánico lo puede privar de una victoria que aparece como segura.

Lo suyo tendría que convertirse en apenas un trámite en la etapa decisiva, pero es muy cierto que los tramos especiales que quedan por delante tienen una marcada exigencia y los "autitos" de la división menor sufren más que ninguno.

Mientras se cayeron algunos protagonistas de "peso", hay otros como el cipoleño Juan José Blanco que viene haciendo un gran negocio para el certamen. Está segundo y a la expectativa de pegar el salto.


Comentarios


Nonnenmacher aceleró a pleno y está alfrente en su división