Normalizaron el servicio tras tres días sin agua

Ayer por la tarde se restableció la provisión en los barrios de Neuquén

NEUQUEN (AN).- Luego de tres días de trabajo fue reparado el acueducto de Balsa de las Perlas y 30 mil vecinos del sector oeste de Neuquén volvieron a tener el servicio de agua de forma normal a última hora de ayer.

La jefa del Departamento Técnico del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Silvia Segovia, informó que por la mañana se terminaron de hacer las reparaciones en el tramo del acueducto dañado. Además anunció que la próxima semana se iniciará la construcción de un nuevo acueducto de refuerzo para el sector oeste de la ciudad.

Por la mañana, según dijo, se puso en funcionamiento una de las cuatro bombas del sistema, con la que se comenzó a bombear agua al tanque ubicado en el barrio Hipódromo. Desde allí se provee el agua a toda la zona oeste. Al mediodía se hizo lo mismo con dos bombas más, y en la tarde se habilitó la última.

«Por la tarde se llenó este tanque y comenzamos a redistribuir el agua en toda la red de los barrios afectados», explicó Segovia. «Calculo que a última hora de hoy -por ayer- el servicio va a estar normalizado», precisó.

La rotura en el acueducto se produjo el pasado martes a la altura de Colonia Valentina y los barrios que se quedaron sin el servicio fueron Gran Neuquén, Huiliches, parte de San Lorenzo, y TCI, entre otros. Además se vio afectado el normal dictado de clases en escuelas de estos barrios. Las primarias 101 y 107, fueron algunos de los establecimientos que ayer no tuvieron clases.

En un tramo de veinte metros se detectaron dos fisuras por lo que esta parte tuvo que ser reemplaza en su totalidad. La rotura se habría producido, según fuentes consultadas, por fallas al momento de llevar adelante la obra.

En total el acueducto de Balsa de las Perlas tiene 8.500 metros de cañerías de polietileno, más conocido como PEAD, de 450 milímetros de diámetro.

Las tareas de reparación estuvieron a cargo de la empresa Sanandres Rivas que fue la que llevó adelante la construcción, y fueron supervisadas por el personal del EPAS. La reparación la hizo la empresa privada porque la obra fue inaugurada en abril pasado por el intendente Horacio Quiroga y el gobernador Jorge Sobisch, y aún cuenta con garantía.

En total su construcción demandó una inversión de 3,4 millones de pesos. La obra representó la solución al problema de agua que tenían los vecinos de los barrios mencionados, principalmente en los asentamientos del oeste de la capital neuquina.

Construirán acueducto

Asimismo, Silvia Segovia, anunció que la próxima semana se comenzarán las obras para hacer un nuevo acueducto que servirá para reforzar el servicio en el sector oeste de la ciudad.

La empresa AIASA estará a cargo de la obra que tiene un plazo de ejecución de 90 días, y que proveerá a los barrio Huiliches y TCI principalmente.

Como se trata de un acueducto de refuerzo, las cañerías que se utilizarán son de 250 milímetros de diámetro, informó Segovia.

«Con este nuevo acueducto vamos a poder mejorar el abastecimiento de estos barrios que por lo general son los que mayores inconvenientes tienen», dijo la jefa del Departamento Técnico del EPAS. «Esta obra ya estaba prevista y afortunadamente ya está en marcha», concluyó la funcionaria.

Cortes en Centenario

CENTENARIO (ACE).- Los cortes programados de agua serán permanentes hasta que finalice el verano, confirmó ayer el subsecretario de Servicios Públicos de Centenario, Rubén Fernández.

El funcionario reconoció que en la última semana hubo carencias graves en el suministro aunque aseguró que se debió a que los cortes de energía producto de los fuertes vientos afectaron el bombeo central y el llenado de la cisterna.

«En unos días más se restablecerá el servicio normalmente, yo creo que la semana que viene», dijo Fernández al tiempo que agregó que a estos imprevistos se le sumó la salida de operación de una maquina de bombero que se encuentra en reparación en Neuquén. Igualmente Fernández informó que ya están en vigencia los cortes programados de agua, que serán para toda la localidad en los horarios de 13 a 18 y de las 0 hasta las 5 de la mañana para posibilitar el lleno total de la cisterna.

«Siempre tienen una excusa, es una verguenza. Hace tres días que no tengo agua y hoy mi marido se fue a bañar al trabajo», detalló desesperada una mujer del barrio Sayhuque, debido a que en la zona comprendida por la calle Honduras hasta Pablo Neruda, el suministro no existió. Incluso cuando por unas horas salió el agua de las canillas en los patios, la presión fue insuficiente para llenar los tanques domiciliarios.

La falta de agua en el sector más poblado de Centenario forma parte de las penurias que debe sufrir la población todos los años en época de verano. Las explicaciones oficiales van desde las reparaciones constantes al sistema de bombeo en la planta de agua, hasta el argumento de que el vecino derrocha.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora