Ñorquinco, relegada




La situación más complicada desde el punto de vista edilicio la padecen los establecimientos de Ñorquinco. Las obras comprometidas por el director de Infraestructura Escolar, Luis Alcaín, no se hicieron todavía pese a que una nota con su firma especificaba a las directoras que los trabajos se ejecutarían durante el receso de diciembre - enero.

En la Escuela 29 debe efectuarse el cerramiento de los baños. Pero también el reclamo alcanza al cerramiento del patio exterior cuyo piso, además, está muy roto y sin protección en unos escalones empinados.

La Escuela 138 de la Estación Ñorquinco pugna desde hace bastante tiempo por el agua potable y corriente. El municipio está en la tarea de arreglar el tanque de la estación, que provee por redes el líquido -no potable- a las escasas viviendas del paraje. En la escuela se pretende contar con un tanque de reserva propio y un potabilizador. Pisos muy deteriorados y una pared de adobe con una gruesa rajadura esperan también solución de parte de Educación. (AEB)


Comentarios


Ñorquinco, relegada