Noticias, banco y cheques



El periodismo debe descubrir lo que el poder quiere ocultar.

No se trata de un juego, al estilo del gato y el ratón, sino de una tarea inexcusable que genera permanente tensión.

Un claro ejemplo se planteó esta semana con la difusión de una noticia publicada por este diario que permitió conocer detalles de una investigación judicial iniciada por el desvío de fondos desde la cámara compensadora de cheques que, en la región, administra el Banco de la Provincia de Neuquén (BPN) desde su casa matriz.

Este medio informó que, a raíz de esta maniobra, había dos denuncias cruzadas en la Fiscalía de Delitos contra la Administración Pública.

También se dijo que el BPN había llegado primero a la Justicia y accionado en contra de un ex empleado y que el ex agente, en carácter de arrepentido, llevó con posterioridad otra presentación, pero involucrando al actual ministro de Seguridad y Trabajo de esta provincia, Luis Manganaro.

Este diario informó que los fondos desviados pertenecían a una cuenta de la AFIP-DGI y habían sido depositados en cuentas corrientes de dos financieras.

Con la noticia en la calle, el ministro Manganaro reaccionó con una intimidatoria desmentida, que incluyó un pedido de investigación a los portadores de esta noticia que tanto disgusto provocó en ámbitos del poder.

Cuarenta y ocho horas después de la primicia, el gobierno decidió poner en escena al presidente del BPN, Félix Racco, que firmó una solicitada con intenciones de desmentir lo publicado por "Río Negro".

Sin embargo, el contenido de esa nota oficial no hizo más que confirma que en la Justicia existen dos denuncias por el desvío de cheques que estaban destinados a la cuenta bancaria de la AFIP. También revela que el BPN finalmente se hizo cargo del dinero que no fue depositado en la cuenta del organismo nacional que se encarga de recaudar impuestos.

El banco no dice cuánto dinero fue sustraído mediante esta maniobra, pero fuentes allegadas a la causa ya habían informado a este medio que la estafa oscilaría entre los 500 y los 700.000 pesos.

La historia tiene, por el momento, unos pocos protagonistas. Uno es Miguel Esteban Sagarzazu, sobrino de la diputada sobischista Yolanda Figueroa, ex empleado del BPN y denunciante arrepentido, lo que significa que reconoce algún grado de participación en la maniobra.

El otro es Manganaro, en su carácter de ex titular del banco, y el tercero Guillermo Aspe, mencionado en la denuncia de Sagarzazu como titular de las financieras San Benito e Invexport.

Sagarzazu, quien además dice que fue amenazado para callar su historia, manifestó en sede judicial que el desvío de fondos lo llevó a cabo a pedido del ex titular del banco provincia, supuestamente a cambio de una relación laboral permanente con la institución.

El banco, en cambio, involucra en la denuncia a su ex empleado que, en este caso, no adquiere categoría de arrepentido sino de infiel porque, de comprobarse esta versión de los hechos, habría traicionado la buena fe de su empleador que lo había contratado hace tiempo.

En la causa también hay un escrito del dueño de las financieras que también pone la mirada sobre el ex empleado.

Tanto una como otra denuncia existen, tal como lo anticipó este diario y confirmó tardíamente el BPN. Ahora es la Justicia la que debe descubrir al o a los autores que participaron de la maniobra.

 

Una noche en la cárcel

 

Con esta noticia del BPN, Sobisch no completó una buena semana.

El gobernador estaba molesto porque también este diario había difundido la semana anterior la cita que el gobernador tuvo con Carlos Menem, prófugo de la Justicia, en Santiago de Chile. Ese malestar se tradujo en una dura declaración en el aniversario de Senillosa, donde expresó que este diario es "enemigo" de la provincia y del gobierno, con lo cual admitió, por oposición, que el gobierno tiene medios de difusión que son "amigos".

Al regresar de Chile, el gobernador anduvo de gira por el norte de la provincia y en la localidad de Barrancas un vecino arrojó un huevo contra la camioneta en la que se desplazaba. El hombre, que luego dijo ser simpatizante del sobischismo, terminó encerrado durante una noche en un calabozo, acusado de provocar desorden en la vía pública.

También en el norte, pero en esta ocasión en Chos Malal, estudiantes secundarios le dieron la espalda al gobernador cuando habló en el acto central realizado con motivo del aniversario.

Los jóvenes reclaman la construcción de una escuela secundaria y obras de infraestructura. Venían pidiendo soluciones desde hace tiempo, pero nadie escuchaba el clamor. Por esa razón llevaron a cabo esa original forma de protesta, también divulgada por este diario, aunque en este caso nadie fue preso.

Si todos los medios fueran "amigos" del gobierno, el BPN y su ex empleado arrepentido o infiel, según el caso, librarían una silenciosa batalla en la Justicia y nadie estaría al tanto de lo que sucede. Y en las ceremonias oficiales del interior sólo habría espacio para difundir los calurosos aplausos de bienvenida.

Esas son las crónicas que no provocan traumas y gustan a los que gobiernan esta provincia.

Gerardo Bilardo

gbilardo@rionegro.com.ar


Comentarios


Noticias, banco y cheques