NQN BARRIO POR BARRIO



Más quejas por la falta de taxis en la ciudad

Una vez más llegaron las quejas por la falta de automóviles de alquiler, esta vez en el centro de la ciudad. Desde el barrio Valentina Sur, Daniela Miranda, dejó un mensaje telefónico para comentar que “no se puede encontrar un taxi libre transitando por la calle” en horas de “mucha demanda”.

Comentó, al igual que otras persona de la ciudad en oportunidades anteriores, que “esperé mas de 40 minutos para encontrar uno disponible”, y aseguró que “con 50 permisos más”, como piensa otorgar el ejecutivo municipal, “no se arreglan las cosas”. Para ella esta cifra es “insuficiente” para solucionar la “incomodidad por la que paso cuando quiero tomar un taxi”. (AN)

Una acera en pésimo estado

“Como ya es sabido las veredas de nuestra ciudad son una calamidad. Pero el pozo existente en la esquina de Santiago del Estero y Juan B. Justo, es muy peligroso”, describió Emilia Grizzi, una vecina que se comunicó con “Río Negro”, para buscarle una solución al deterioro de algunas calles céntricas.

Dijo que el pozo en cuestión, está a pocos metros del Tribunal de Cuentas. Y que es producto de la “irresponsabilidad con que trabajó la empresa que está construyendo la apertura del Parque Central y el desagüe pluvial que dejó el tendal de veredas y cordones rotos.

Se hicieron los reclamos al municipio, pero no vemos el interés por solucionarlo”. (AN)

Limpieza de canales

La municipalidad realizó tareas de limpieza en los canales y bocas de tormenta ubicados en los barrios Don Bosco y Municipal.

Esta tarea se llevó a cabo como forma de prevención, debido a las fuertes lluvias que se pronosticaron para la jornada de ayer y los próximos días. El arroyo Durán, que se encuentra en la intersección de las calles Río Negro y Pueyrredón, es uno de los más perjudicados cuando las malas condiciones climáticas azotan a la ciudad. Durante esos días, el canal se ve colapsado con basura que es arrastrada por el mismo cauce de sus aguas. (AN)

Basural junto al río Neuquén

Un basural repleto de escombros, envases plásticos, neumáticos y animales muertos, conforma parte del panorama que encuentran todos los días vecinos del barrio Confluencia, a pocos metros de sus casas. Se trata de un predio de unas dos hectáreas ubicadas a 150 metros del río Neuquén, donde se acumulan las toneladas de escombros y basura que camiones y automóviles particulares descargan allí.

Los vecinos aseguran que incluso suelen encontrar residuos junto a la costa del río que, en época de crecientes, son arrastrados río abajo. Y así es difícil determinar hasta dónde llega el impacto de la contaminación. Ya radicaron varias denuncias en la municipalidad que todavía no fueron atendidas. En diferentes oportunidades hicieron presentaciones para conseguir la limpieza y conservación del predio.

El lugar se convirtió en uno más de los focos de infecciones que crecen en los descampados de la ciudad. A pocas cuadras de allí, también sobre el mismo río, los vecinos del barrio Provincias Unidas ya advirtieron sobre contaminación en otro tramo del mismo río, frente a sus casas.

En el caso de Confluencia, se trata de un predio de unas dos hectáreas, y junto a los escombros y recipientes plásticos, hay animales muertos y alimentos en descomposición que favorecen la proliferación de moscas y roedores.

“Es una lástima, es un paisaje hermoso. Pero cuando vamos a bañarnos o a pescar al río se ve toda esta mugre”, aseguró Norman Peláez. Pero hay otro factor que también atenta contra el verde de los árboles que se encuentran en la zona.

Son las periódicas “quemas” que algunas personas están realizando para contrarrestar la propagación de basura hacia el resto del barrio.

En otro mensaje que llegó a esta redacción, el Pedro Fusaro, catalogó al basurero, como una más de las “incoherencias” que hay en su barrio. Asegura que pese a que “es uno de los sectores destinados para el Paseo de la Costa”, tenemos que convivir con la basura. Observó que es un lugar con un paisaje muy bello, pero que sin embargo se ve afectado por la continua llegada de basura y la contaminación. Finalmente le solicitó a las autoridades municipales que “se apiaden del verde y de nuestra calidad de vida” y hagan lo posible para poder conservar mejor este lugar. (AN)

No alcanzan los espacios verdes

Pablo Jara es un vecino del barrio Villa Ceferino, que se comunicó con esta redacción para plantear la necesidad de que se creen nuevos espacios verdes en ese sector de la ciudad.

“Las pocas plazas que hay no son atrayentes para la gente porque los árboles están secos, no hay bancos y los juegos para los chicos están todos rotos”, aseguró Pablo.

Contó que uno de los playones para jugar al fútbol, ubicado en Catriel al fondo, tiene algunos arreglos alrededor pero “es todo hecho por iniciativa de los vecinos y no porque el municipio se preocupe por hacer algo con este tema”. Pablo explicó que “cada vez que queremos ir a tomar mate o pasar una tarde con nuestros hijos, tenemos que ir a alguna plaza del centro ya que en el barrio no hay espacios para la gente”. (AN)


Comentarios


NQN BARRIO POR BARRIO