Nueva apuesta por el desarrollo del corredor bioceánico

Pondrán en marcha un estudio para asfaltar la Ruta 83 entre el paraje Villegas y la zona de paso El Manso



VIEDMA (AV).- La faz operativa destinada a encauzar acciones para la puesta en marcha del corredor bioceánico, desde la infraestructura y conectividad, tendrá una primera etapa cuando arribe a Viedma próximamente un equipo de consultores. La intención es comenzar a desarrollar un estudio ejecutivo del asfaltado de la Ruta 83, entre el paraje Villegas y el límite con Chile sobre el paso El Manso, obras de defensa contra inundaciones de los ríos Manso y Foyel. Durante la primera semana de noviembre llegarán miembros de esa consultora en el marco de un aporte de 2,7 millones de pesos que acordó enviar a la provincia de Río Negro la Unidad de Preinversión (Unpre) del Ministerio de Economía de la Nación, según revelaron a “Río Negro” desde la Secretaría Permanente de Integración de la Corporación Corredor Bioceánico. “El interés nacional y estos avances permitirán mejorar la zona del paso internacional complementándose con trabajos de consolidación del corredor ferroviario de la Línea Sur, y el desarrollo de la potencialidad económica de esta última región”, mencionó el titular de esa secretaría, Ricardo Cabral. El funcionario indicó que el director nacional de la cartera económica nacional, Mauricio Giraudo, ya recorrió todo el sector. Algunas estimaciones dan cuenta que el asfaltado del tramo argentino hasta la frontera trasandina, entre El Bolsón y Bariloche, costaría unos 80 millones de dólares. Las últimas jornadas de Turismo Patagónico desarrolladas en esta capital insistieron en su declaración final la necesidad de consolidar una política de transporte intermodal (camiones-trenes) para la vinculación entre ambas naciones. Los gobiernos nacional y rionegrino llegaron a la conclusión de que el paso El Manso es la mejor oferta para ampliar la capacidad instalada del corredor norpatagónico destinado al tránsito pesado. El Manso presenta sus beneficios dado que tiene una altitud de apenas 350 metros sobre el nivel del mar asegurando riesgo cero de transitabilidad por cuestiones climáticas durante los 365 días del año.


Comentarios


Nueva apuesta por el desarrollo del corredor bioceánico