Nueva batería de denuncias contra el intendente zapalino

ZAPALA (AZ).- Un ex funcionario del municipio de Mariano Moreno presentó ayer en la fiscalía de esta ciudad una nueva batería de denuncias contra el jefe comunal, Ramón Zúñiga. La ampliación de las acusaciones gestada hace varias semanas por Juan Carlos Tapia incluye cargos sobre supuestas irregularidades en la contratación de bienes y servicios por parte de la administración del MPN.

Según reveló Tapia, el propio jefe comunal compró un camión que luego puso a trabajar al servicio del municipio con su hermano como chofer. Además, apuntó que materiales de construcción aportados por el ministerio de Acción Social para la localidad fueron desviados hacia un galpón y corral de engorde ubicado en el paraje Los Hornos y cuyo propietario sería Zúñiga.

El ex titular de Espacios Verdes redobló la apuesta y amplió los términos de sus denuncias contra Zúñiga en el contexto de una fuerte puja desatada a partir de la dimisión de Tapia al municipio.

En el texto de la presentación judicial que Tapia realizó ante la fiscalía de Zapala se destaca que el intendente compró un camión volcador que luego fue contratado como prestador de servicios por la comuna.

"En el municipio figura a nombre de su hermano, Mario Zúñiga, pero el vehículo es del intendente porque yo lo acompañé a comprarlo", sostuvo Tapia ante los medios periodísticos.

Por otra parte, desnudó una aparente maniobra de carácter electoral que se estaría tejiendo desde el municipio marianense. Según consta en la denuncia, Tapia advirtió que hace pocos días un particular retiró un cheque oficial de la comuna que fue asentado como "transportes varios".

"En realidad la función que cumplió esa persona fue realizar los carteles de la ruta que dicen "Jorge Sapag gobernador 2007" y esto me lo confirmó el propio camionero", agregó el ex funcionario.

El cortocircuito entre Zúñiga y Tapia se inició a principios del mes pasado cuando el empleado decidió alejarse del municipio argumentando "diferencias de criterio" con el intendente.

A partir de allí Tapia hizo una serie de denuncias que dejaron mal parado a Zúñiga quien había relativizado las críticas asegurando que detrás del comportamiento de su antiguo colaborador se escondía "una doble intencionalidad política".

Lo cierto es que las revelaciones de Tapia molestaron al gobierno provincial y en los últimos días se habrían producido llamado de funcionarios neuquinos intentando apagar las llamas del conflicto.

"Un alto funcionario del gobierno de Jorge Sobisch le dejó un mensaje a un familiar exigiendo que cierre la boca", advirtió Tapia. Lejos de callarse, el ex funcionario redobló la apuesta.


Comentarios


Nueva batería de denuncias contra el intendente zapalino